El escenario cambio drásticamente. El estallido social hizo modificar las proyecciones de crecimiento para Chile. Y si bien se esperaba una menor expansión, el Banco Central dio un duro baño de realidad. La crisis social y los disturbios en los últimos 51 días, han tenido un fuerte impacto en la economía.

Para 2019, la previsión pasó de un rango de 2,25%-2,75% de septiembre, a apenas 1%, mientras que para 2020, la reducción fue del rango previo de 2,75%-3,75% hasta un magro 0,5%-1,5%. Para 2021 se volvería a tasas mayores de 2,5%-3,5%, pero siempre inferiores a la previsión anterior (3%-4%). Con este ajuste, el país completará una expansión promedio de 2% entre 2014 y 2021.

Pero este ajuste en el crecimiento tiene otras repercusiones para el país: en 2020, Chile ocupará el último lugar entre los países de la Alianza del Pacífico, que reúne además de Chile, a Colombia, México y Perú. En 2018, el país había recuperado la primera posición, pero de allí en más comenzó su senda descendente.

/gap