¿Cuáles son al día de hoy las necesidades urgentes de las comunas de todo Chile?

Obviamente, reponerse de todos los destrozos que dejó el vandalismo desatado por la mal llamada “agitación social”.

Semáforos, señaléticas, calles destruidas, parques destrozados, luminario público necesitan de la preocupación inmediata de sus alcaldes en bien de la comunidad.

Sin embargo,como si fuera más importante que todo lo que significa la reconstrucción del país, este domingo 15 de diciembre se realizará de forma general la consulta ciudadana por una nueva Constitución en más de 225 comunas del país, y de la cual la Asociación Chilena de Municipalidades.

¿Qué importancia tiene este acto que va a demandar recursos económicos, horas hombres y habilitación de locales con el despliegue lógico de fuerzas policiales para resguardar el orden?

Ninguna, así de simple y contundente. Ninguna prioridad, cero importancia.

De hecho, criteriosamente, el alcalde de Valdivia, Omar Sabat, calificó como “una irresponsabilidad” levantar en dos semanas una consulta ciudadana, como la que se realizará el 15 de diciembre.

 

Lo inexplicable es que sea el Gobierno y varios partidos y alcaldes de Chile Vamos los que se han plegado, apoyan la idea y vayan a llevar adelante esta consulta ciudadana.

¿No se dan cuenta acaso que es otra manera de hacerle el juego al Partido Comunista y a quienes propician – como el Frente Amplio, por ejemplo- la instauración a toda costa de una asamblea constituyente en Chile?

En el Congreso Internacional de la Comunicación ‘Ahora hablan los pueblos’ —organizado por Venezuela—, la actriz y activista chilena Florencia Lagos Neumann, reveló en su intervención que existen más de 100 movimientos sociales organizados que desataron las protestas desde octubre de este año.

Y que no han parado ni van a parar. De hecho, hoy hay un llamado a paro de la ANEF…¡ por la ley antiencapuchados!

¿Qué tienen los trabajadores de los servicios públicos con esto?…¿No es acaso una ley que va en resguardo de ellos mismos? ¿Para muestras todos los edificios del Registro Civil y otras reparticiones estatales que fueron saqueadas, quemadas y destruidas por estos vándalo y cobardes que no son capaces de actuar a rostros descubierto?

¿Y por ellos, en su defensa, hacer un paro?…¡Por favor!

Esto deja de manifiesto que lo ocurrido en Chile nunca fue una manifestación espontánea. Todo ha sido muy bien articulado.

Y el próximo capítulo es la famosa e inútil consulta ciudadana.

Por de pronto, en la votación se incluirán a los mayores de 14 años. ¿No les parece desde ya muy sospechoso? No pueden ser imputables de delitos, pueden arrojar bombas molotov en sus colegios y no les pasa nada por “no tener el racionamiento necesario”, incluso pueden robar vehículos para dar un portonazo y no les pasa nada “por ser niños”. Pero, si están maduros para votar.

Revise las ´preguntas y saque sus propias conclusiones:

Y los incautos les siguen haciendo el juego.

El Editor