Las presiones inflacionarias no son exclusivas de Chile y se trata de un fenómeno que afecta a buena parte de las economías desarrolladas y emergentes. En EEUU, de hecho, la inflación llegó en 2021 a su nivel más alto en casi cuatro décadas, lo que pavimenta el camino para acelerar el retiro del estímulo monetario en la mayor economía del mundo.

De acuerdo al Departamento de Trabajo, el IPC experimentó una variación de 0,5% en diciembre, y aunque es inferior al 0,8% de noviembre y el 0,9% de octubre, superó las proyecciones de los expertos que esperaban un alza de 0,4% en el costo de la vida.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, los llamados precios subyacentes aumentaron un 0,6% respecto al mes anterior y un 5,5% respecto al año anterior.

Con este resultado, la inflación en EEUU cerró 2021 con un alza acumulada de 7%, su nivel más alto desde 1982. La cifra es muy similar al 7,2% observada en Chile, el registro más alto en 14 años.

El dato de diciembre reafirma las expectativas en torno a las alzas de tasas de interés por parte de la Reserva Federal. Ya lo había adelantado ayer su titular, Jerome Powell, pero con el IPC de diciembre lo que se preguntan los expertos es cuántas alzas concretará este año.

Los futuros de las tasas de interés en EEUU sugieren que habrá al menos tres aumentos en 2022. Goldman Sachs espera que sean cuatro incrementos.

/psg