El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, manifestó su deseo de que la agenda antiabusos, anunciada ayer por el presidente Sebastián Piñera en cadena nacional y que busca sancionar de forma más severas los delitos “de cuello y corbata”, signifique que cualquier empresario que actúe fuera del marco de la ley tenga penas “efectivas y duras”.

Swett apuntó que si bien se debe conocer el detalle del paquete de medidas anunciada por Piñera, sostuvo que “es muy importante que el costo de hacer el mal sea muy alto”, ya que a su juicio hoy no han existido “penas efectivas e importantes” para los que cometen estos delitos.

En esa línea, el líder de los grandes empresarios valoró que a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) se le entreguen más herramientas e hizo un llamado a que se revise el Código Penal para que existan todas las garantías de que el empresariado tenga penas efectivas y proporcionales a sus actos.

“Es muy importante darle una mirada sistémica (al Código Penal), para que realmente tengamos la garantía de que estos delitos de abusos e información privilegiada van a ser sancionados con toda la fuerza de la ley con penas efectivas”, dijo Swett.

Sin embargo, el presidente de la CPC apuntó que este anuncio se traducirá en que “vamos a tener mejores mercados, Estado y más transparencia”.

/psg