Durante la tarde de este martes el Senado retomó la revisión de la acusación constitucional contra el ex ministro del Interior, Andrés Chadwick. En la instancia, el ex secretario de Estado tomó la palabra para manifestar el “dolor” que le causa la acusación y defenderse, asegurando que es inocente.

Chadwick recordó su época como senador y sostuvo que nunca imaginó que su última intervención en la sala fuera para dirigirse a los parlamentarios en una acusación constitucional en su contra. “La considero, no sólo injusta, sino que permítanme decirles que me causa un profundo dolor en la esencia de mi ser y en la integridad de mi persona por la materia de la cual trata esa acusación”, afirmó.

El ex ministro lamentó las muertes, heridos y violaciones a los derechos humanos producidas durante el estallido social. Sin embargo, agregó que lamenta y condena de igual forma “lo ocurrido con aquellas personas que han sido gravemente dañadas en sus actividades laborales o normales en sus vidas, sean civiles o policías”.

“El cargo que se me hace por haber infringido la Constitución o haber dejado sin efecto una ley, es que se me acusa de haber realizado una omisión deliberada para poder facilitar que se cometan violaciones a los DD.HH.”, comentó. Y agregó que “el cargo que señala la acusación constitucional es este, no es aquel que algunos de los diputados acusadores hoy quieren formular o reformular. Es omitir deliberadamente medidas para evitar violaciones a los DD.HH.“.

El ex secretario de Estado aseguró su inocencia frente a ese cargo: “Quiero decirles que soy inocente de los cargos que se me formulan en la acusación constitucional. Que soy inocente de los cargos que se me formulan. Jamás en el ejercicio de mi cargo como ministro del Interior he realizado ni he dejado de realizar deliberada o no deliberadamente ninguna acción, ninguna medida para permitir el abuso o la violación de los DD.HH. de ninguna persona. Jamás he dejado de hacerlo”.

/gap