La Cámara Nacional de Comercio (CNC) realizó un llamado a las empresas del sector a mantener horarios acotados para el periodo de compras y celebraciones de fin de año, con el fin de resguardar la seguridad de sus trabajadores y de los consumidores, en medio de los disturbios generados por coyuntura que atraviesa el país.

“La crisis social ha hecho que el comercio realice ajustes en sus horarios de apertura y cierre, tanto para resguardar la seguridad y el traslado de sus trabajadores y clientes, como la de sus locales. Es por esto que, durante el período de Navidad y Año Nuevo, hacemos un llamado de buena voluntad a nuestro sector para que pueda mantener esos ajustes mientras la situación general de orden público del país así lo exija, con la finalidad que tanto trabajadores como consumidores puedan vivir una celebración tranquila y segura”, señaló el gremio mediante una declaración.

Asimismo, indicó “hacemos un llamado a nuestros clientes, para que puedan modificar sus hábitos de compra en esta nueva realidad, programándolos con anticipación, y en lo posible, en horarios que permitan el resguardo de la integridad de compradores y trabajadores”.

Al respecto precisó que “se trata, en definitiva, de gestos de solidaridad que entre todos podemos tener de cara a la contingencia y que signifiquen un aporte efectivo para la construcción de la anhelada paz social en Chile”.

Caída en ventas

El sector ha sido uno de los más afectados por el estallido social tanto por los saqueos e incendios de locales, como por las menores jornadas de funcionamiento y la disminución de la demanda de los consumidores.

De hecho de acuerdo a datos dados a conocer recientemente por la CNC las ventas presenciales del comercio en la Región Metropolitana registraron una caída histórica de 17,2% en octubre, con lo que anotaron mayor su descenso desde del año 1991 en que se comenzó a medir el indicador.

En tanto para el conjunto del país el INE dio a conocer la semana pasada que las ventas del comercio minorista, medidas a precios constantes, se desplomaron 12,1% en octubre respecto a igual mes del año anterior, anotando también su mayor caída desde que se tiene registro, es decir, desde el año 2006.

Sin embargo, los últimos registros parecen mostrar alguna recuperación. De acuerdo a un informe de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y FollowUP, las ventas del comercio minorista de vestuario y calzado cayeron nuevamente en noviembre, pero a un ritmo menor al observado en octubre, mes en que detonó la crisis.

La entidad precisó que en el caso de tiendas ubicadas en centros comerciales, las ventas cayeron un 9% en el penúltimo mes del año, a partir de una muestra de 1.900 locales. En las categorías distintas de vestuario, en tanto, las ventas disminuyeron en un 13% en igual período.

/psg