Chile se convirtió en el primer país de América Latina en firmar un acuerdo de compra de reducción de emisiones con el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF), asociación global administrada por el Banco Mundial. Con este pacto, el país recibirá hasta US$26 millones para incrementar el secuestro de carbono y reducir las emisiones vinculadas con los bosques.

Según detallaron desde el Banco Mundial, se trata de un acuerdo que tendrá vigencia hasta 2025 y gracias al cual el país podrá recibir pagos en función de los resultados de su ambicioso programa de reducción de emisiones.

“El sólido programa de reducción de emisiones que tiene Chile muestra el compromiso continuo del país con el desarrollo forestal sostenible e inclusivo”, afirmó Anna Wellenstein, directora regional para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

“Este es también el primer acuerdo que el FCPF celebra en América Latina para la compra de reducciones de emisiones, y esperamos que aliente a otros países de la región y del mundo que integran el Fondo del Carbono a mantener el impulso con sus propios programas”, agregó.

La iniciativa abarca más de 15 millones de hectáreas en seis regiones administrativas de Chile (Araucanía, Biobío, Los Lagos, Los Ríos, Maule y Ñuble), que albergan a 5,3 millones de personas y corresponden a las zonas donde se produce la mayor parte de las emisiones vinculadas con los bosques en el país.

En el marco de un plan inclusivo de distribución de los beneficios, el programa de reducción de las emisiones de Chile ayudará a las comunidades a abordar los principales factores causantes de la degradación de los bosques, a través de la gestión preventiva de incendios y la recuperación posterior a incendios, la gestión forestal sostenible, los modelos de gestión forestal y ganadera, y el uso sostenible de los recursos vegetales.

Tras la firma, el director ejecutivo de Conaf, José Manuel Rebolledo, recalcó que “la obtención de estos recursos tiene una gran importancia” y sostuvo que se trata de un anuncio “muy importante dado que se le está dando la relevancia que se merecen nuestros bosques nativos como agentes naturales para enfrentar el cambio climático”.

Otros puntos del acuerdo y del FCPF

Mediante el pacto suscrito con Chile, el Fondo del Carbono del FCPF se compromete a efectuar pagos iniciales basados en los resultados por la reducción de 5,2 millones de toneladas de CO2. El Fondo del Carbono podrá efectuar pagos adicionales si Chile supera las metas de su programa de reducción de emisiones.

Dicho programa respaldará a la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, ayudando a las comunidades a aplicar prácticas sostenibles de gestión de la tierra, a la vez que se respetan las salvaguardias ambientales y sociales y se fortalece el sistema de seguimiento de bosques y paisajes del país.

En cuanto al FCPF, con esta operación se eleva a US$181 millones el valor total de los acuerdos de compra ya firmados, en los que participan también la República Democrática del Congo, Ghana y Mozambique. Se espera que en 2020 varios otros países terminen de elaborar programas de reducción de emisiones y firmen también sus respectivos ERPA.

/psg