El ex Mandatario boliviano, Evo Morales, llegó esta mañana a Argentina para reunirse con sus hijos tras pasar casi un mes asilado en México y unos días en Cuba, luego de renunciar a la presidencia en Bolivia en medio de una crisis institucional por las elecciones denunciadas por fraude.

“Acaba de llegar a Ezeiza (aeropuerto de Buenos Aires), entiendo que también su ex vicepresidente. Creo que están acompañados por una ex ministra y otro funcionario. Viene para quedarse en la Argentina supongo”, confirmó el canciller trasandino, Felipe Solá, en declaraciones al canal TN.

Además, el ministro detalló que el ex Mandatario llegó al país con asilo político y que esta mañana pedirá ser refugiado.

“La condición con la que entra es la que le concedí yo anoche, pidió asilo. Les he dado asilo para que entren al país pero están firmando el pedido de refugio. La condición de refugiados la da el Ministerio del Interior y está normada, en cambio el asilo no tiene normas”, añadió el funcionario.

Por otro lado, Solá aseguró que no habían tenido contacto con Morales hasta, ya que los trámites los estaba realizando su ex vicepresidente, Álvaro García Linera.

Respecto a la condición de refugiado para el ex Mandatario, sostuvo: “El reglamento exige una serie de pautas, como el domicilio, etc… Queremos de Evo el compromiso de no hacer declaraciones políticas en la Argentina. Es una condición que le pedimos nosotros”.

/psg