Tras 17 meses de guerra comercial que tuvieron a los mercados sometidos a una fuerte tensión y provocaron una desaceleración de la economía global, Estados Unidos y China alcanzaron finalmente el esperado acuerdo de fase 1, informaron este viernes ambos gobiernos.

“Hemos pactado un gran acuerdo de fase 1 con China. Accedieron a muchos cambios estructurales y compras masivas de productos agrícolas, de energía, productos manufacturados, y mucho más”, dijo Trump a través de su cuenta en Twitter.

El mandatario precisó que a cambio su gobierno decidió dejar sin efecto el alza de aranceles a productos chinos valorados por US$160.000 millones que entraría en vigencia este domingo y que además se rebajaran algunos aranceles que ya están implementados.

Trump añadió que “comenzaremos las negociaciones sobre el acuerdo de fase 2 de inmediato, en lugar de esperar hasta después de las elecciones de 2020. Este es un trato increíble para todos”.

En paralelo el viceministro de Finanzas chino, Liao Min, informó en una conferencia de prensa en Pekín que las dos mayores economías mundiales habían acordado el texto de un acuerdo comercial de fase uno.

En tanto en la misma conferencia de prensa el viceministro de Comercio, Wang Shouwen, precisó que Washington cancelará algunos aranceles de manera gradual.

Asimismo Shouwen acelveró que el acuerdo comercial protegerá los intereses de las firmas extranjeras en China y de las firmas de Pekín en Estados Unidos.

En la conferencia también estuvieron presentes funcionarios del organismo de planificación del Estado, del Ministerio de Finanzas, de Relaciones Exteriores, Agricultura y Comercio.

/psg