Ante la baja en la temperatura, la presencia de lluvia y aumento de la humedad relativa en la zona precordillerana y cordillerana de la Región de La Araucanía, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), determinó la reapertura de los parques y reservas nacionales en esa zona.

Así lo destacó el director ejecutivo de CONAF, Aarón Cavieres, quien explicó que la medida afecta exclusivamente a esa zona de la región, precordillera y cordillera, y que se mantiene el cierre preventivo de las unidades del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado entre las regiones de Coquimbo y Los Ríos, debido a la emergencia que se vive en esta parte del territorio, dada la alta probabilidad de ocurrencia de incendios forestales.

Las unidades que se abren a partir de hoy sábado 4 de febrero, son los parques nacionales Conguillío, Huerquehue, Tolhuaca y Villarrica, y las reservas nacionales Alto Biobío, China Muerta, Las Nalcas, Malalcahuello, Malleco y Villarrica. Sin embargo, se mantienen cerradas en esta región, el Monumento Natural Cerro Ñielol, Monumento Natural  Contulmo y el Parque Nacional Nahuelbuta.

Conjuntamente con la reapertura, que se seguirá haciendo en forma gradual de ir superándose la emergencia, se determinó que en estos parques y reservas nacionales quedó prohibido el uso del fuego en cualquier zona al aire libre, incluyéndose campings e infraestructura básica para uso público, y las actividades de senderismo que consideren la pernoctación dentro de estas unidades.

/gap