El número de planetas potencialmente habitables conocidos ha superado el medio centenar, con la adición de los tres mundos rocosos en zona habitable -donde puede haber agua líquida- del sistema TRAPPIST-1.

Se trata de un catálogo periódicamente actualizado por el Planetary Habitability Laboratory (PHL) de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo. De los 51 planetas potencialmente habitables, 20 tienen un tamaño parecido a la Tierra y el resto son de mayor tamaño.

La lista de exoplanetas con más posibilidades de tener una composición rocosa y mantener agua líquida en superficie está encabezada por Proxima Centauri b, un mundo con 1,3 veces la masa de la Tierra a 4,2 años luz, que orbita nuestra estrella vecina cada 11,2 días. Aunque existe un fuerte debate sobre su habitabilidad real dada la proximidad a la estrella, se especula con que pueda ser un mundo de agua. Su índice de similitud a la Tierra -el más alto de la clasificación- es de 0,87, siendo 1 el valor de la Tierra.

El segundo puesto es para TRAPPIST 1 e, con 0,6 masas terrestres y a 39 años luz. Su posición en la zona habitable y previsible naturaleza rocosa le otorgan un 0,86 en el índice de similitud del catálogo. TRAPPIST 1 f y g se han colocado en los puestos 7 y 12 del catálogo.

El tercer lugar corresponde a GJ 667C c. A 23 años luz de distancia, y con una masa 3,8 veces la de la Tierra. Orbita su estrella cada 28,1 días, y su índice es de 0,84. Si tuviera una atmósfera similar a la de la Tierra, la temperatura media de Gliese 667 Cc sería ligeramente inferior, con 13 ºC (en la Tierra son 15 ºC).

En cuarta posición, a una distancia de 1.115 años luz, figura Kepler-452b. Acompaña una estrella cuyas características son muy similares al Sol: es un 4 por ciento más masivo y un 10 por ciento más brillante. Kepler-452b orbita su estrella a la misma distancia que la Tierra gira alrededor del Sol. Su índice de similitud con la Tierra es de 0,84.

/psg