Científicos de Cells for Cells, del Centro de Salud de San Bernardo y de la Clínica de la Universidad de los Andes, evaluarán a un grupo de pacientes en el primer estudio clínico controlado de células madre para regenerar la pulpa dentaria, través de varias pruebas como por ejemplo: de sensibilidad (frío, calor y eléctrica), vitalidad (láser dopler) y escaner y radiografías, entre otras.

El estudio que tendrá una duración de entre uno y cinco años,  busca  entre otras cosas que los dientes del paciente permanezcan en mejores condiciones por un tiempo mayor en la boca y que se regenere el tejido pulpar (nervio).

Se espera  lograr un diente que resista mejor las fuerzas durante la masticación, y por lo tanto se fracture menos y dure más en boca. Así como que vuelva a sentir los estímulos.

Para la doctora Claudia Brizuela, cirujano dentista, líder del estudio, es fundamental contar con un grupo de pacientes que cumplan los estrictos criterios de inclusión y exclusión.

El innovador tratamiento consiste en implantar en el interior del diente un producto desarrollado en los laboratorios en base a células madres. Este tratamiento sería más simple para el dentista y menos doloroso para el paciente.

Los resultados se evaluarán en diferentes etapas. Primero que la persona no presente dolor ni infección, en segundo lugar que haya regenerado su hueso en la radiografía y el escáner. En tercer lugar, explica la investigadora, que al realizar las pruebas de sensibilidad y vitalidad, responda positivo, lo que podría medir una posible regeneración del nervio. Finalmente en cuarto lugar, que el diente permanezca en la boca por al menos 5 años.

“La idea es que el diente funcione mejor en comparaciónn a si se realizará un tratamiento de conducto convencional, es decir con un relleno de gutapercha”. Por tal razón, al finalizar el plazo establecido y si los resultados son los esperados, los científicos esperan poder patentar el producto y ofrecer la terapia a quienes quieran regenerar su pulpa dentaria y acceder a un tratamiento más biológico y biocompatible. Asimismo y por medio de los protocolos desarrollados en el estudio, se desarrollarán cursos especializados para preparar y formar a los dentistas, en cómo realizar este innnovadoer tratamiento.

/gap