Los diputados del Partido Radical (PR), Carlos Abel Jarpa y Fernando Meza, anunciaron este jueves su renuncia a la colectividad, luego de la serie de reproches que recibieron desde la oposición y desde sus propios correligionarios por rechazar la acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera.

Esta mañana, los dos parlamentarios dieron cuenta de su decisión a la mesa de la Cámara Baja a través de una misiva, en la cual ratificaron su salida de la bancada radical, la cual en una semana pasó de tener siete legisladores a solo cuatro miembros: Marcela Hernando, Cosme Mellado, Alexis Sepúlveda y José Pérez.

Ello, debido a que esta semana también se concretó la expulsión del diputado independiente Pepe Auth, quien también salió del grupo parlamentario tras las críticas que recibió por votar junto a Chile Vamos en el líbelo presentado en contra del jefe de Estado por su rol en las violaciones a los DD.HH. detectadas durante la crisis social.

Cabe recordar que el consejo nacional del PR había determinado el fin de semana pasar al Tribunal Supremo de la colectividad a los dos legisladores, luego de que se diera a conocer que ambos sostuvieron una reunión con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, en la previa de la votación de la acusación contra el Mandatario.

Asimismo, el voto de Meza y Jarpa provocó el rechazo de parte de la militancia radical, motivando incluso una toma de la sede nacional ubicada en la esquina de las calles Paris y Londres en Santiago, la cual se depuso ayer por la noche luego de un acuerdo entre la mesa directiva liderada por Carlos Maldonado y los manifestantes.

Tras conocer la determinación de los legisladores, el jefe de la bancada del PR, Alexis Sepúlveda, manifestó que “lamentamos que esa haya sido su decisión, el consejo nacional lo que planteó es pasar sus antecedentes al tribunal supremo, que es una instancia en la cual podían clarificar los aspectos de la reunión con el ministro Blumel”.

“Estaban todas las garantías para que eso fuera así, pero al renunciar el proceso se extingue. En el caso de la bancada tendremos que ver con quiénes construiremos un espacio común. A ellos nunca se les pidió que se fueran de la bancada, es una decisión personal”, dijo.

No obstante, Sepúlveda justificó de alguna forma la salida de los diputados, señalando que en la bancada “no somos un regimiento, hay libertad de pensamiento, pero también la libertad tiene un límite en la actividad política, no es una libertad sin responsabilidad”.

“Durante largo tiempo los militantes radicales de todo Chile sufrían los embates y los cuestionamientos respecto a ciertas situaciones que involucraban a parte de la bancada. Por lo tanto, siento que a lo mejor van a tener un espacio en otra bancada donde tengan la autonomía y libertad de manera completa”, recalcó.

Ademas, adelantó que “eso nos llama a nosotros como bancada a poder restructurarnos, veremos a quién podemos invitar a integrarla, porque evidentemente con esas salidas no cumplimos los requisitos para mantenernos como bancada”.

/psg