Recién el lunes podría conocerse al nuevo presidente de Blanco y Negro. El sorpresivo empate a cuatro votos entre Jaime Pizarro, abanderado del bloque que encabeza Leonidas Vial, y Pablo Acchiardi, representante del Club Social y Deportivo que recibió el respaldo de Aníbal Mosa, postergó la decisión.

La jugada de Mosa parecía decisiva. La propuesta de Acchiardi como postulante al sillón suponía el apoyo total del Club Social. Sin embargo, la abstención de Paloma Norambuena, su otra representante, impidió que alcanzara la mayoría que necesitaba para quedarse con el puesto.

Ambos sectores entran ahora en una nueva etapa de negociaciones. Mosa, por ejemplo, intentará cautivar el otro voto del Club Social, aunque su presidente, Fernando Monsalve, manifestó que no les interesa asumir la presidencia de la concesionaria, precisamente por tratarse del modelo que combate.

Pizarro confirmó la postergación. “El lunes en la tarde se va a definir”, declaró el ex capitán del Cacique. Mientras, Mosa insistió en el discurso que ya había manifestado a La Tercera. “El bloque de Vial trajo de presidente a Pizarro y no estamos dispuestos a darle el voto a la derecha económica chilena”, dijo.

Mosa anuncia la “ruptura total” con el bloque de Vial

Aníbal Mosa disparó con todo después de la reunión en la que, finalmente, no logró elegirse al nuevo presidente de Blanco y Negro. El actual timonel del Cacique reveló la ruptura total con el bloque que encabeza Leonidas Vial y sus declaraciones también alcanzaron a su abanderado, Jaime Pizarro. “El bloque de Vial trajo de presidente a Pizarro y no estamos dispuestos a darle el voto a la derecha económica chilena”, dijo el portomontino.

Luego, explicó su proceder. “Le he dado mis votos a la Corporación para que tomen la presidencia. Lo están pensando. Tiene mi respaldo. Mis tres votos fueron para Paloma Norambuena. Si ellos me apoyan para ser presidente yo estoy dispuesto”, dijo, en relación a su apoyo al Club Social para que asuma la testera.

También reveló la profunda división con Vial. “Existe un quiebre total con el otro bloque. El señor Vial quiere tener de empleado a todo el mundo y no estoy dispuesto”, dijo. Y anunció una medida concreta: “Hoy mismo mando a sacar todas mis acciones de LarraínVial. Colo Colo es de izquierda, yo también y el club es del pueblo. Le digo al colocolino que este club seguirá administrado por el pueblo albo y no por la derecha económica”.

/gap