Por fin el jueves 5 de diciembre se realizó la despedida “oficial” a Felipe Larraín del Ministerio de Hacienda, luego de más de un mes del cambio de gabinete al que forzó el estallido de la crisis social, y donde el Presidente Piñera dejó partir tanto al jefe del equipo económico, como al del equipo político, Andrés Chadwick.

En la casa de su hasta entonces jefe de gabinete, Francisco Matte, se reunieron alrededor de veinte personas para darle el adiós a Larraín, encabezadas por la plana mayor de Hacienda -el subsecretario Francisco Moreno, el en ese momento director de la Dipres, Rodrigo Cerda, el coordinador tributario, Manuel Alcalde, el coordinador internacional, Andrés Pérez, entre otros-, pero también excolaboradores como Carolina Fuensalida, quien dejó Teatinos 120 a comienzos de junio y que fue la experta que ayudó a elaborar la reforma tributaria original del gobierno. Esa que tenía como elemento esencial la reintegración del sistema impositivo, lo que ahora se abandonó. El que no acudió fue el sucesor del exministro, Ignacio Briones, quien sí le envió un libro de regalo.

Según cuentan algunos de los asistentes, Larraín mantuvo la reserva en todo momento respecto de su futuro y solo esbozó que estaría retomado sus consultorías internacionales.

Pero, ¿en qué está pensando Larraín? Fuentes cercanas al exministro indican que tiene varios ofrecimientos nacionales y extranjeros, que se encuentra rearmando sus asesorías fuera del país y dedicado al “trabajo académico”. En Chile, ha tenido conversaciones con la Universidad Católica, directamente con su rector Ignacio Sánchez. ¿Para volver dónde específicamente? No se sabe aún. Si bien una posibilidad que se evalúa sería retornar a Clapes UC, centro económico que él mismo fundó en 2014, después del gobierno de Piñera 1, hay voces que indican que es difícil para él armar ahora desde ahí una plataforma, porque de momento no le interesa entrar al debate económico interno. Otras personas que han conversado con él descartan esa idea.

Sus cercanos relatan que se lo ve más entusiasmado con el tema de las asesorías internacionales y posiblemente en materias ligadas al cambio climático, como por ejemplo, la emisión de bonos verdes.

De hecho, se comenta que viajó a Colombia hace un mes a realizar una charla en este ámbito y se recuerda su amistad y colaboración con Jeffrey Sachs, unos de los economistas “verdes” más importantes del mundo. Por lo mismo, tampoco se descarta que pudiera encabezar una iniciativa de este tipo en la UC. “Felipe tiene mucha llegada y una amplia red a nivel de los gobiernos latinoamericanos”, señala un economista que lo conoce y que apunta que en este tipo de asesorías podría contar con la ayuda de su exmano derecha en Hacienda, Rodrigo Cerda, quien también compartió con él en Clapes UC y que por estos días está resolviendo su futuro.

/gap