El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que renuncia de antemano a su futura pensión de exjefe de Estado, informó este sábado el Elíseo, en plena huelga en Francia contra la reforma de las jubilaciones.

Macron, quien cumplió 42 años este sábado pasado, y cuyo mandato se extiende hasta 2022, también decidió no formar parte en el futuro del Consejo Constitucional francés. Cabe recordar que los expresidentes francese integran este consejo como miembros vitalicios de pleno derecho, con una asignación de 13.500 euros (o unos 15 mil dólares) por mes.

Este anuncio se da en medio de una huelga y manifestaciones contra la reforma de las pensiones promovida por Macron, quien pidió una “tregua” en el contexto del 17° día de movilizaciones.

Según el Palacio del Elíseo, “no hay una voluntad de alarde”, solo “un deseo de coherencia” por parte de Emmanuel Macron, quien será el primer presidente en renunciar a la pensión de por vida a la que tiene derecho cuando deje el cargo.

La jubilación de un expresidente asciende a 6.220 euros brutos (6.900 dólares) mensuales. En virtud de una ley de 1955, este monto no está sujeto a condiciones de edad, duración del mandato o límite de ingresos.

“Decidió que no se aplicaría esta ley a corto plazo en 2022, o en 2027 en caso de un segundo período”, dijo el Elíseo a la AFP, confirmando una información del periódico Le Parisien.

En su lugar “se creará un nuevo sistema en el marco del futuro régimen universal por puntos” que, en el contexto de la reforma actual, debe sustituir a los 42 régimenes de pensiones que existen actualmente en Francia.

Según el Elíseo, sería coherente que la ley de 1955 deje de aplicarse a los presidentes en el futuro.

/psg