A logo sits on display above the headquarters of Acciona SA in Sarriguren, Spain, on Wednesday, March 26, 2014. The Spanish builder of power, water and transportation projects in more than 30 countries said regulatory changes in its home market, including some with retroactive effects, led to a 257 million-euro reduction in income in 2013. Photographer: Antonio Heredia/Bloomberg

 ACCIONA ha suscrito un “préstamo verde” (green loan)  de 100 millones de euros con BBVA para financiar parcialmente sus proyectos de energía fotovoltaica y eólica en Chile. Esos “préstamos verdes” se rigen por los mismos criterios que los “bonos verdes”, de forma que certifican, a través de un consultor independiente, la contribución a la sostenibilidad de los proyectos que financia.

El citado préstamo a largo plazo, uno de los primeros que se concede a una compañía española, está íntegramente financiado por BBVA y se estructura como un instrumento verde bajo el cual Vigeo Eiris, un proveedor independiente de servicios y publicaciones sobre criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG – Environmental, Social and Governance), ha otorgado la certificación pertinente conforme a los Green Bond Principles.

Proyectos de ACCIONA en Chile

Vigeo Eiris considera que los proyectos fotovoltaicos y eólicos de ACCIONA en Chile son sostenibles, mitigan el cambio climático y contribuyen a los objetivos de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible de “Energía Asequible y No Contaminante” y “Producción y Consumo Responsables”.

ACCIONA Energía Chile se adjudicó en 2014 el suministro a distribuidoras eléctricas chilenas en el Sistema Interconectado Central (SIC) de 600 gigavatios/hora anuales durante 15 años, en una licitación convocada por la Comisión Nacional de Energía (CNE). En agosto de 2016 se adjudicó, en una segunda licitación de la CNE, el suministro de 506 gigavatios/hora anuales durante 20 años a compañías distribuidoras del Sistema Interconectado Central (SIC) y el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

 

Ambas licitaciones se hicieron en competencia con tecnologías convencionales, y han puesto en evidencia la competitividad de las energías renovables frente a las fósiles en el mercado chileno.

 

Se estima que los proyectos a ejecutar por ACCIONA derivados de esas licitaciones permitirán generar electricidad en instalaciones de energía renovable (eólicas y fotovoltaicas) que darán cobertura al consumo eléctrico de unos 550.000 hogares chilenos y evitarán cada año la emisión de más de un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera.

 

ACCIONA es un grupo líder en soluciones sostenibles de infraestructuras y proyectos de energía renovable en todo el mundo. Su oferta cubre toda la cadena de valor de diseño, construcción, operación y mantenimiento. La compañía alcanzó unas ventas de 5.977 millones de euros en 2016, cuenta con presencia en más de 30 países y desarrolla su actividad empresarial bajo el compromiso de contribuir al desarrollo económico y social de las comunidades en las que opera.  El objetivo de ACCIONA es liderar la transición hacia una economía baja en carbono, para lo que pone al servicio de todos los proyectos criterios de calidad y procesos de innovación destinados a optimizar el uso eficiente de los recursos y el respeto al entorno. www.acciona.com