Uno de los momentos más recordados de la ceremonia de promulgación de la reforma que habilita el plebiscito para una nueva Constitución realizada ayer en La Moneda fue el protagonizado por la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, y los líderes de Chile Vamos junto al ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

Según se pudo apreciar en la transmisión televisiva, la timonel UDI pasó por el lado de Gonzalo Blumel, Mario Desbordes y Hernán Larraín Matte, sin saludarlos, lo que fue interpretado como un desaire por parte de la presidenta del gremialismo.

Un momento que fue analizado esta jornada por Van Rysselberghe: “Efectivamente no tenía ninguna gana de saludarlos. Sí, lo reconozco. Pero la verdad es que en ese minuto alguien me habló y justo sonó mi celular y pasé de largo”, explicó la líder gremialista.

La presidenta UDI desdramatizó el momento, asegurando que “después me senté al lado de Larraín Matte y lo saludé. No había visto las imágenes. Me da un poco de risa, porque como que agaché la cabecita, puse primera y salí corriendo. Pasé de largo y no los vi, porque sonó mi celular y había alguien y de dijo ‘ tu puesto está allá’. Nadie en el mundo me cree esta explicación”.

“Yo no estaba cómoda en esa reunión, fui para que no se le diera una mala interpretación”, agregó.

Finalmente, sobre el debate constituyente, la timonel indicó que “no tenemos ningún problema en modificar la Constitución, pero esto de partir de cero, de una hoja en blanco, genera ciertas incertezas que creo que son innecesarias en este momento”.

Sobre las críticas al Mandatario por abordar ayer en su discurso lo que espera de la nueva Carta Magna, afirmó que “yo creo que el Presidente tiene perfecto derecho qué cree él que debiera estar en una Constitución. Si es que gana el Sí obviamente tendrá que redactarlo el órgano constituyente que sea electo”.

Revive el momento aquí:

/psg