Escondida reportó una ganancia neta de US$ 1.063 millones entre enero y septiembre de este año, lo que supone una caída de 20% en relación al mismo lapso del año anterior.

La mayor mina de cobre del mundo detalló que los ingresos ordinarios asociados a las ventas fueron US$ 5.094 millones, lo que representó una disminución de un 12% en comparación al mismo periodo del año 2018.

“Esto fue principalmente como consecuencia del menor precio del cobre (US$ 2,74 /lb versus US$ 3,01/lb) y la menor producción”, dijo la faena, controlada por BHP, en un comunicado.

El resultado por actividades de la operación fue un ingreso de US$ 1.652 millones, lo que representó una disminución del 21%, debido al menor precio y menor producción.

La firma dijo también que la esperada caída en la ley de cobre provocó un 8,4% de menor producción de Escondida en el periodo. La producción de cobre fue de 870.970 toneladas, compuesta por 689.210 toneladas de cobre contenido en concentrados y 181.760 toneladas de cátodos de cobre.

/psg