La advertencia del Banco Central sobre una fuerte alza del desempleo ya está convirtiéndose en realidad. Así al menos se desprende del último reporte de la Dirección del Trabajo sobre términos de contratos.

Según la entidad, entre el 1 y el 20 de diciembre los despidos por el artículo 161, inciso N°1 del Código del Trabajo correspondientes a “Necesidades de la empresa” totalizaron 65.577, lo que a su vez equivale al 30,9% de los términos de contrato.

La cifra ya es superior al total de despidos de noviembre (62.046) y está muy por encima de los cerca de 40 mil que se promedia en un mes normal. Asimismo, si se toma como punto de partida el 18 de octubre -el inicio de la crisis social-, las desvinculaciones por esta misma razón ya rozan los 140.371.

En un mes normal promediaban cerca de 1.300 despidos diarios. Desde el estallido de la crisis el promedio es de 2.193.

Esta causal es clave para identificar los efectos de la crisis social. De acuerdo con el artículo 161 inciso 1 del Código del Trabajo, “el empleador podrá poner término al contrato de trabajo invocando como causal las necesidades de la empresa, establecimiento o servicio, tales como las derivadas de la racionalización o modernización de los mismos, bajas en la productividad, cambios en las condiciones del mercado o de la economía, que hagan necesaria la separación de uno o más trabajadores”. Esto es justamente lo que los expertos venían anticipando que se produciría, tras semanas de destrucción de fuentes de empleo, dificultades de desplazamiento y jornadas laborales más cortas.

Según la DT, el porcentaje de despidos debido a necesidades de la empresa llegó a 30,9% del total de términos de contratos entre el 1 y el 20 de diciembre. En un mes normal, ese porcentaje está en torno a 17%. De hecho, la causal que más comúnmente lideraba los términos de contrato es el plazo, cuando son a plazo fijo, pero ahora ha sido desplazada por necesidad de la empresa.

Rubros

El sector que ha visto por lejos los mayores despidos por necesidades de la empresa es la construcción, con 33.500 en lo que va de diciembre, lo que equivale al 51% del total. La cifra es además 5,5 veces mayor que la registrada en todo diciembre del año pasado (6.142). En ese momento, el rubro representó el 14,7% de los despidos por esa causa.

En tanto, en noviembre el sector sumó otros 20.166 despidos por esta causal, el 32% del total nacional. Con esto, la construcción se transformó por lejos en el rubro con más despidos desde el inicio de la crisis, representando el 42% del total.

Ante esto, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Patricio Donoso, indicó que las cifras “las vemos con mucha preocupación. Esto responde totalmente a toda esta situación social que hemos estado viendo en los últimos meses, y que no solo ha generado mucha violencia, sino que también ha exacerbado la incertidumbre. Lo que estamos viendo, es que las empresas han mantenido el desarrollo de las obras que están en curso, pero la reposición de las obras y las decisiones de inversión sobre las otras tantas tampoco se están generando, todo esto asociado a la incertidumbre que produce la crisis e impacta negativamente en la creación de empleos de nuestro sector”.

En tanto, la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, indicó que “vemos con mucha preocupación como en diciembre se ha mantenido la tendencia de la mayor cantidad de despidos por necesidades de las empresas en relación al promedio de un mes normal”.

El economista jefe de BCI, Sergio Lehmann, indicó que “la tendencia de desvinculación continuaría los próximos meses, debido a la debilidad de la economía, a pesar de una mayor normalidad en su funcionamiento. La inversión mostrará un importante retroceso en 2020, al tiempo que el crecimiento del consumo será muy acotado. Por el lado de la construcción, la cantidad de desvinculaciones se produjeron fundamentalmente por la crisis, que ha llevado a la postergación de algunos proyectos”.

Mientras, el economista de Libertad y Desarrollo, Tomás Flores, dijo que “esta tendencia junto a la observada en el comercio llevará a la desocupación a cerca de 10%”.

A la construcción le siguen “otras actividades” (6.406), servicios administrativos y de apoyo (5.775) y comercio (4.262).

Por regiones, las mayores desvinculaciones por esta causal están en la Región Metropolitana, con 50.473 entre el 1 y el 20 de diciembre, lo que representa el 77% del total nacional. Desde el 18 de octubre, la RM suma 96.853 (69% de lo registrado en el país). En perspectiva, según la Encuesta de Empleo del INE, la Región Metropolitana concentra el 40,5% del empleo nacional, por lo que los datos de despidos van más allá de la tradicional distribución poblacional.

En diciembre, le sigue Valparaíso (2.967) y Antofagasta (2.074).

/psg