La chanchita que Nacho Pop le regaló a Kika Silva llegó en un momento justo, ya que la reina de Viña 2017 estaba viviendo días difíciles. Por eso el accidente que sufrió su querida “Roxy” el fin de semana la afectó aún más.

Los perros de la madre de Kika atacaron a la mascota. La chanchita fue llevada de urgencia al hospital veterinario del BuinZoo, donde permanece internada para sanar sus heridas.

El lunes, en Bienvenidos, Kika estaba muy triste por el ataque que sufrió Roxy. Y este martes no aguantó y se puso a llorar en medio de la sección del doctor Ricardo Soto.

El especialista hablaba de la función de los mandalas –diagramas o representaciones simbólicas complejas, utilizadas tanto en el budismo como en el hinduismo– para ayudar a superar una depresión.

En medio de su explicación, Kika no aguantó y reconoció que está con “depre”. Además, recalcó que el ataque que sufrió su chanchita la afectó de sobremanera. Esto fue lo que dijo y los consejos que le dieron en el matinal de Canal 13:

Polo Ramírez: “En YouTube debe haber imágenes de monjes tibetanos creando estos mandalas. Es increíble”

Doctor Soto: “Y uno dice ‘¿y cómo gastan cinco años de su vida para hacer eso?’. La maravilla es que ese monje sabe que, completando su mandala con un propósito trascendental, conociéndose, se conoce a sí mismo completándolo de afuera hacia adentro. Se focaliza y termina comprendiéndose a sí mismo.

“Ocurre la maravilla de que, conociendo la ciencia cuántica, conociéndose a sí mismo, conoce el universo. Si para una célula su universo es nuestro cuerpo, para nosotros, como organismo completo, el universo es el universo. Y para un planeta, ¿qué es el universo?

“Bueno, el micro es lo mismo que el macro. Y en ese plano del alma, que estoy creando con un mandala bien realizado, con un propósito, partir de afuera hacia adentro, focalizar, y para abrir la mente de adentro para afuera, usted está, en buen chileno, pegándose el alcachofazo de lo que puede lograr. Y como usted bien decía, respirar está centrado en el presente. Aquí no hay tiempo. Uno no está apurado”

Kika Silva: “Bueno, yo te lo digo, porque este mes para mí ha sido un poco intenso, de muchos cambios. He vivido cosas malas y buenas. Al final sé que es un proceso. Y justo acabo de ir a comprar acrílicos y todo para volver a pintar”

Soto: “Excelente, excelente”

Silva: “Y con respecto a las mandalas, también compré mandalas”

Soto: “Es una gran salida”

Tonka Tomicic: “¿Está con un poquito de depre?”

Silva: “Sí…”

Soto: “Es una gran salida, la creatividad. Eso que entendemos por depresión, es un ánimo bajo. Pero por sobre todo, rabias contenidas, frustraciones, desilusiones. La expresión del arte, eso que todos tenemos, no tenemos por qué ser secos para pintar o para cantar, para lo que sea. El arte está en nosotros. El órgano que crea…”

Tonka: “Dígame, porque Kika… Ay no…”

Tonka se para y abraza a Kika, quien se pone a llorar.

Tonka: “No llore…”

Silva: “Otra cosa que hice, ponte tú…”

Tonka: “Tú hablabas del deporte, porque a propósito, para que la Kika se recupere. Lo que pasa es que el deporte…”

Silva: “La Tonka me abraza y esto empeora”

Tonka: “¡No! ¡Porque cómo no te voy a abrazar! ¡Mi niña linda! ¿Cómo no te voy a abrazar?”

Silva: “Otra cosa que también hice fue poner una foto mía de chica en el velador”

Soto: “¿Con qué objetivo hizo eso?”

Silva: “Como para recordar lo que yo era”

Soto: “Qué bonito. ¿Pero se fijan el propósito que hay detrás de eso? Reconocerse cómo eran ustedes. No solo como era de niña, sino que cómo ha sido su esencia”

Tonka: “Qué bonito eso”

Soto: “Cómo es su esencia…”

Tonka: “Yo también he hecho eso, Kika”

Soto: “Lo que muchas veces, en edades como productivas, olvidamos. Y en personas mayores, cayendo en depresión, se olvidan de la enfermedad completa, lo físico parte, incluso, del olvido de lo que somos. Y el cuerpo, con el dolor, trata de recordar el camino. ‘Me duele aquí; tengo pierna’. Permito entender que tengo pierna para algo”

Tonka: “Doc, la Kika tiene una personalidad que es súper abierta. Y eso, dentro de todo, es súper bueno, porque no se guarda las cosas. Si tiene pena, lo dice, y acá está compartiendo que no lo ha pasado bien”

Soto: “La gente que votó por usted es porque veía transparencia”

Tonka: “Pero doc, no todos tienen esa capacidad. Hay gente que se come la pena. Llora por dentro”

Soto: “El lamento es calvario interno, habitualmente en el horario Yin, como lo dijimos. Ese calvario interno de permitirnos sufrir, con una pizca de lágrimas piñuflas que no sirven”

Silva: “Y eso nos sirve para la salud, porque eso se puede canalizar de algún manera”

Martín Cárcamo: “¿Pero sabí, Kika? Yo también siento, porque uno como que se autocastiga, ‘¿por qué estoy viviendo esto?’. Generalmente, las personas que tienen momentos más bajos, depresivos, es porque son muy inteligentes y perciben cosas que los demás no perciben, porque son mucho más sensibles. Porque también hay personas que como que viven la vida. Y la vida es sin conciencia”

Soto: “Voy a aportar algo. Estar vivo, versus vivir. Disfrutar del alto, del Yang, y del Yin, entendiendo que la vida es así, de cambios. Nosotros no venimos solamente a pasarlo solamente bien en la vida”

Tonka: “¿Pero cómo nos despegamos cuando nos quedamos pegados abajo?”

Soto: “Bueno, comprendiendo, como dijo Polo, que es un ciclo. Si alguien está muy abajo, un gran consejo es transmitirle que lo mejor está por venir, dependiendo de cómo se disponga a cambiar. El cambio. El dejar de ser. Nuestras creencias. ‘Soy malo pah cantar, soy penca para esto’. Dejemos de tratarnos así”

Cárcamo: “¿Cuántos años tienes tú, Kika?”

Silva: “25”

Cárcamo: “25. Claro. Y uno piensa, y mira para atrás, y quizás a los 25, a los 40, a los 50, también vuelvas a vivir estos períodos. Pero eso habla bien de ti. Eso quería decir. Habla bien de ti, porque estás siendo consciente de que hay cosas que te hacen bien, cosas que te hacen mal. Que vas a tomar resguardos frente a esas cosas. Que te vas a proteger. Que el día de mañana, de todo esto, que te digo de corazón, vas a sacar un aprendizaje. Entonces, esas lágrimas que tienes hoy día tú, son súper sanadoras, sanadoras”

Silva: “Es verdad lo que dice Martín. Yo estoy viviendo una etapa muy así, que no lo veo como algo malo. Hoy día exploté. Lo reconozco. Polo sabía. Pero claro, yo sé que es parte de lo que tiene que pasar cada uno. Por eso fue tan heavy que me llegara justo la Roxy, porque llegó justo en un momento…”

Tonka: “Que lo necesitabas”.

/gap