A menos de una semana para la celebración de Año Nuevo, detectives de la Brigada Antinarcóticos del Aeropuerto de Santiago detuvieron a un sujeto por recibir una millonaria encomienda de una droga altamente cotizada durante estas fechas.

De acuerdo a lo confirmado desde la PDI, las alarmas de la policía y personal de Aduanas se encendieron el pasado 19 de diciembre en el terminal aéreo, luego de detectar dos paquetes provenientes de la ciudad de Erlanger, en Alemania, las que contenían comprimidos de MDMA, más conocida como éxtasis.

Tras la revisión, se logró contabilizar 1.992 pastillas, con un peso de 904,3 gramos, y con un valor comercial que puede llegar hasta los $30 millones.

“Es una incautación relevante en relación a la cantidad y la procedencia también es novedosa. En general estas drogas vienen de los Países Bajos”, explicó el subcomisario Cristián Fernández, destacando además la fecha del decomiso.

“Es de importancia para nosotros, porque el término de año trae gran afluencia de personas extranjeras en nuestro país, y además la celebración de muchas fiestas electrónicas”, puntualizó.

Si bien, precisó, este tipo de drogas se suelen consumir en dichas convocatorias, en el último tiempo también se ha preferido en todo tipo de contextos. De acuerdo a Fernández, la droga iba a ser distribuida en la zona sur de la capital.

La PDI realizó diversas diligencias, basadas en el análisis criminal, inteligencia policial, y al amparo de la ley de Drogas, pudiendo individualizar el domicilio y receptor de la encomienda, quien fue aprehendido ayer en la comuna de Lo Espejo.

Paralelamente, se llevan a cabo trabajos con policías y aeropuertos internacionales para que el país correspondiente pueda identificar a quienes envían drogas al extranjero.

/psg