Si antes del 18 de octubre 1.300 trabajadores de la construcción eran despedidos al día por “necesidad de la empresa”, actualmente esa cifra superó los 2.193 despidos cada jornada. Situación que convirtió a la industria en una de las más golpeadas por los despidos tras el estallido social.

Así al menos lo advirtió el Banco Central, organismo que cifró en 33.500 los despidos de este sector durante diciembre y otros 20.166 en noviembre. En tanto, a nivel nacional y considerando todos los rubros, fueron más 140 mil desvinculaciones.

Sólo considerando el número de despidos durante diciembre, la cifra es cinco veces mayor a la registrada en todo diciembre del año pasado (6.142). En 2018, el rubro representó el 14,7% de los despidos por esa causa y hoy significa el 50%.

Al respecto, el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Patricio Donoso, aseguró que “vemos estas cifras con mucha preocupación. Esto responde totalmente a toda esta situación social que hemos estado viendo en los últimos meses, y que no solo ha generado mucha violencia, sino que también ha exacerbado la incertidumbre”.

“Lo que estamos viendo, es que las empresas han mantenido el desarrollo de las obras que están en curso, pero la reposición de las obras y las decisiones de inversión sobre las otras tantas tampoco se están generando, todo esto asociado a la incertidumbre que produce la crisis e impacta negativamente en la creación de empleos de nuestro sector”, agregó en conversación con La Tercera.

Las otros rubros afectados

Pese a que concentra la mayoría de los despidos tras el estallido social por “necesidad de la empresa”, la construcción no es el único rubro afectado por el estallido social. De hecho, le siguen otras actividades con 6.406 despidos en diciembre, servicios administrativos y de apoyo con 5.775 y comercio que alcanzó los 4.262.

En tanto, sobre dónde se concentran la mayoría de los despidos, el informe del Banco Central demostró que en su mayoría es en la Región Metropolitana con 50.473 entre el 1 y 20 de diciembre, es decir, un 77% del total a nivel nacional. Luego le siguen las regiones de Valparaíso (2.967) y de Antofagasta (2.074).

Además si se consideran todos los despidos desde el 18 de octubre la RM concentra 6.853 (69% de lo registrado en el país). Situación al menos alarmante, pues desde el Banco Central aclararon que pese a concentrar el 40,5% del empleo nacional la capital muestra datos de despidos que van “más allá de la distribución poblacional”.