El rector de la Universidad San Sebastián, Carlos Williamson, se refirió al incendio que afectó a eso de las 21.00 horas del viernes a las dependencias de esa casa de estudios ubicada en el sector de Bellavista con Pío Nono, en las cercanías de Plaza Italia.

En ese sentido, aseguró que “era un grupo organizado, planificado, que actuó con pulcro funcionamiento para ingresar al recinto”, detallando que un grupo de líderes se comunicaba vía celular, mientras otros disponían de las herramientas para romper la reja de la entrada, y bidones con acelerante químico.

A través de un comunicado, desde la entidad indicaron que cinco guardias resultaron heridos, pues éstos -explicó Williamson- debieron “saltar una pandereta para poder escapar de una turba de cerca de 100 personas, pero afortunadamente, no hubo grandes daños personales, pero sí un gran daño a la infraestructura. Aquí la consigna no era tomarse la sede, sino que quemarla”.

Con todo, destacó la forma organizada en que se abordó la emergencia, con un primer ingreso de Bomberos, para luego dar paso a la acción de Carabineros. Preliminarmente, el rector indicó que están destruidas todas las oficinas del primer piso, espacios comunes y salas, pero aún se desconoce la cuantía de los daños.

“Grave responsabilidad de la clase política”

Williamson reflexionó sobre los últimos hechos de ataques que han sufrido diversos recintos desde el estallido social, planteando que “este es un episodio más de la escalada de violencia que está viviendo el país”.
“Primero fue la quema del metro, después los saqueos a los supermercados, y después vinieron las universidades”, recordó, en alusión a otras casas de estudio que han sido afectadas, como la casona de la Universidad Pedro de Valdivia en Vicuña Mackenna, la casa central y campus San Joaquín de la Universidad Católica y la Universidad Mayor en su campus Alameda.

En ese sentido, criticó una “falta de conciencia” de la autoridad pública y la clase política en cuanto a restablecer el orden público pues, a su juicio, “no se puede seguir viviendo en esta convivencia tóxica que significan estos grupos vandálicos que están asolando el país”.

“Aquí hay una grave responsabilidad de la clase política frente al momento que estamos viviendo”, destacó.

En paralelo, y a través de un comunicado, la Universidad señaló que durante la jornada del lunes 30 de diciembre el campus Bellavista permanecerá cerrado para realizar las labores de reparación y limpieza correspondientes, para volver a estar operativa el jueves 2 de enero.

/psg