Universidad de Chile cerró a su tercer refuerzo, es Pablo Aránguiz, talentoso volante seleccionado sub 23 y por el cual se hicieron intentos anteriores para vestir de azul.

“Estoy muy contento de vestir esta camiseta, siempre es importante llegar a uno de los equipos más grandes de chile y nada, es un desafío grande para mi y me lo tomo con mucho profesionalismo”, aseguró con una sonrisa de oreja a oreja.

Agregando que “vengo a aportar con un granito de arena y espero hacer las cosas bien”.

El jugador ya se puso a las órdenes de Hernán Caputto, pero será por un corto plazo ya que debe integrarse a la Roja que dirige Bernardo Redín y que debe viajar a Colombia para el Preolímpico.