Universidad de Chile ya ha logrado cerrar tres contrataciones para la próxima temporada: Fernando Cornejo, Luis del Pino Mago y Pablo Aránguiz. Hoy, además, debería oficializar en ansiado retorno del volante Walter Montillo.

Por lo mismo, la tarea de los dirigentes del cuadro azul centrarán ahora todos sus esfuerzos en la búsqueda de refuerzos para el sector ofensivo que con las partida de Sebastián Ubilla, Leandro Benegas, Matías Campos López y Marcos Riquelme, quedó bastante despotenciada.

La principal tarea para Sergio Vargas y Rodrigo Goldberg será la contratación de un centrodelantero que pueda pelear el puesto con Ángelo Henríquez, a quien, incluso, aún se le busca una opción de salida, debido al importante sueldo que recibe mes a mes.

Y uno de los nombres que ha comenzado a tomar fuerza es el del peruano Aldair Rodríguez, goleador de Binacional, último campeón del fútbol de ese país y que tiene ofertas de los elencos incaicos más importantes.

El jugador de 25 años ya ha expresado que quiere partir de su país para tener más chances de llegar a la selección. En declaraciones replicadas por el diario Libero de Perú, el atacante, autor de 11 goles en la última temporada, aseguró que “si hay alguna oferta del extranjero, voy a inclinarme por ella. Esto me daría la posibilidad de mostrarme y así llegar a la Selección Peruana”.

Incluso, el formado en Alianza Lima, aseguró que lo económico no será lo más importante al momento de tomar una decisión sobre su futuro. “Buscamos (junto a su representante) una buena propuesta futbolística más allá de lo económico”, aspecto que viene muy bien para la U, dada la realidad económica del club.

Rodríguez reconoció que ya han habido contactos de Universidad de Chile. “Aún no tengo nada definido. Sé que hay un interés de la Universidad de Chile, pero nada formal”, aseguró el fornido delantero de 1.86 m y 84 k.

Cabe destacar que además de Rodríguez, otro nombre que está en carpeta es Tobías Figueroa, delantero de Antofagasta, cuyo presidente ya señaló que el jugador es transferible. De hecho, el argentino también es carta en Colo Colo.

/Eduardo Méndez Garín