Tras el estallido social, las condiciones del mercado energético tuvieron un vuelco. En este nuevo escenario se encuentra la creación del Precio Estabilizado al Consumidor (PEC), en el que se congeló el cargo de energía y potencia en las cuentas de luz (que representa el 70% del total). Este será hasta 2023 o hasta que el sistema acumule saldos por sobre US$1.350 millones.

La segunda posibilidad, que se complete el monto antes de la fecha estipulada- podría suceder, debido a la alta volatilidad que ha tenido el dólar en las últimas semanas y porque el dólar que se utilizó para calcular el PEC fue de $640. En consecuencia con lo anterior, se estima que un dólar en torno a los $715 implicaría que en julio de 2023 se mantenga el cargo de energía sin variaciones, pero un tipo de cambio mayor a dicho valor implica que ocurra un alza.

Al respecto, la consultora Valgesta presentó un estudio frente a diversos actores de la industria, en el que se planteó diferentes niveles de un valor promedio de tipo de cambio para el periodo 2020-2023. Así, el tope de los US$1.350 millones se lograría en distintos períodos, dependiendo del tipo de cambio.

En este se señaló que si el dólar tiene un promedio de $850, el fondo se superaría en enero de 2021 y si tiene un promedio de $820, en marzo del mismo año. En tanto, con un dólar de $790, el fondo se alcanzaría en junio de 2021 y con uno de $760 promedio, en diciembre del mismo año. Para que el fondo no se supere antes del periodo establecido, el dólar promedio debe estar en un rango de entre $730 y $715 pesos.

Entonces, en el peor escenario analizado, al usuario le aumentaría en 18% su cuenta de luz en enero de 2021 (con un dólar promedio de $850). Así, si el saldo se alcanza en marzo del mismo año, las boletas aumentarían en 14% (con un dólar promedio de $820).

¿Mecanismo eficiente? En el informe de Valgesta se sostuvo que “la posibilidad de que se completen los US$1.350 millones antes de julio 2023 es significativa, y por lo tanto, se debe discutir si aumentar o no el límite”.

Ante la posibilidad de que se llegue al fondo antes de lo previsto, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, ha sostenido en diversas ocasiones que, si el fondo se alcanza antes de la fecha estipulada, habrá que sentarse nuevamente con las empresas y parlamentarios para implementar una nueva fórmula.

Ante el alza del dólar de los últimos meses, diversos expertos de la industria han señalado que podría haber un aumento en las cuentas de luz en enero (por los ítems de distribución y transmisión). Sin embargo, el Ministerio de Energía está trabajando en la posibilidad de estabilizar también el segmento de transmisión; y en distribución ya se congelará una parte por la Ley Corta ya aprobada.

/gap