El presidente Alberto Fernández sugirió hoy a la Justicia que “me gustaría saber qué paso con (Alberto) Nisman y, si se suicidó, saber por qué ya que hay llamados mucho más constantes o permanentes en las horas previas (a la muerte) que no son los míos. Podrían investigar eso“, en alusión a las llamadas que hicieron esa mañana el ex jefe de la SIDE Antonio Stiuso y el ex jefe del Ejército César Milani, entre otros.

 El fiscal Eduardo Taiano que tiene delegada la investigación está justamente cruzando miles de llamadas telefónicas de ese 18 de enero del 2015 y es una de las pruebas que aún tienen pendientes.
Clarín reveló en exclusiva en noviembre de 2015 que doce horas antes de que se conociera que Alberto Nisman había muerto, el domingo 18 de enero, Stiuso, el director de Reunión Interior de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE), Fernando Pocino y Milani, mantuvieron un intenso tráfico de llamadas entre sí.
Stiuso declaró que ese domingo habló con su ex segundo en la SIDE Alberto Mazzino -ambos habían sido echados por Cristina Kirchner en diciembre de 2014- para coordinar un asado.
/gap