La seremi de Salud Metropolitana, Rosa Oyarce, llegó hasta el aeropuerto internacional Nuevo Pudahuel para entergar información a los viajeros con el fin de que tomen las medidas de prevención necesarias cuando viajen, a raíz de los antecedentes epidemiológicos por brote de sarampión en países como Argentina (Buenos Aires), Brasil y Turquía, además de casos de fiebre amarilla y dengue en otras zonas de latinoamérica y África.

Entre las medidas preventivas, la autoridad sanitaria dijo que en el caso del sarampión “el llamado es a concurrir a vacunarse” con al menos 10 días de antelación, recordando que el año 2019 se registraron 26 casos importados y que actualmente la enfermedad no está presente en Chile.

Por lo anterior, recordó que todos los menores de un año y mayores de 9 meses deben ser vacunados, además de los niños que cumplen 6 años. En el caso de que un menor viaje y tenga entre nueve meses y seis años, “debe haber recibido la segunda dosis”.

Asimismo, destacó la importancia de que personas que tengan enfermedades inmunosupresoras, así como también los nacidos entre 1971 y 1981 quienes “deben reforzar su vacuna para que tengan un viaje seguro”.

Con todo, Oyarce indicó que las vacunas son gratuitas en los consultorios y se debe concurrir al lugar certificando que se realizará un viaje.

Otro aspecto importante a la que la autoridad llamó a poner atención es la sintomatología que pueda presentarse al regreso del viaje, entre ellas, “mucha coriza, problemas respiratorios, irritación en los ojos, o si aparecen pequeñas manchitas en la piel, especialmente en la zona del cuello y abdomen, entonces deben concurrir y consultar con sus médicos, muy importante para poder diagnosticar de forma preventiva esta enfermedad”.

Consultada por el stock de vacunas para la fiebre amarilla, la seremi de Salud Metropolitana indicó que sí hay disponibilidad en laboratorios privados, sin embargo recordó que esta enfermedad no es parte del plan de inmunización nacional, puesto que ésta no existe de manera autóctona en el país.

En tanto, en el caso del dengue, precisó que no hay vacuna disponible, por lo que el llamado es a tomar las medidas preventivas que son las mismas que para la fiebre amarilla, como usar repelente, ropa de algodón y cubiertas con manga, pantalón largo introducido dentro de la calceta, no usar perfumes o cremas con aroma a frutas que sean llamativos para los vectores.

Con todo, la autoridad sanitaria destacó que “nosotros siempre vamos a estar disponible para colaborar y ayudar, y vamos a estar pendiente de eso”.

/psg