Como especialista en modelación matemática, Leonor Varas trata de imaginar todas las situaciones posibles. La directora del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) de la U. de Chile, organismo que aplica la PSU, tuvo que establecer diversos protocolos en caso de que haya protestas o incidentes durante el examen, los que han sido convocados por escolares. En esta entrevista, ella afirma que quienes se inscribieron para dar el test pueden estar tranquilos, pues ante cada eventualidad, ellos ofrecerán una solución.

¿Sienten que están preparados para los incidentes que podrían ocurrir el lunes y martes?

Se han tomado muchos resguardos, algunos se han difundido y otros no. Pero queremos darles toda la tranquilidad a los postulantes de que ninguno será perjudicado, porque lo que está en juego es el derecho a la educación por el cual nos jugamos, que es lo que justifica que vayamos a lugares muy aislados por 15 personas, que hagamos esfuerzos para darles apoyo las personas en situación de discapacidad, que vayamos a la casa de personas electrodependientes, a hospitales, a cárceles, al Sename… nada extingue ese derecho. Confío en que los secundarios comprenderán que, por muy legítima que sea su protesta, no lo hagan a costa de arriesgar la educación de sus compañeros. Nos hace bien escucharnos, pero no dañar el derecho fundamental de otros.

¿Qué medidas de seguridad tomó el Demre?

Ninguna precaución tiene que ver con el orden público, son todas civiles, como aumentar el personal para la aplicación de la prueba, aumentar controles, pero todo propio de una prueba, no del orden público. Espero que los jóvenes de la Aces comprendan que este es el ejercicio de un derecho, y que se pueden dañar sus reivindicaciones si no toman en consideración esto.

¿En cuánto aumentó el personal a cargo de tomar la prueba?

El personal de seguridad no es nuestro (esa tarea es de Carabineros), nosotros aumentamos el personal civil. Dependiendo del área que se trate, hemos aumentado hasta en 20% la cantidad de gente involucrada en este proceso.

¿Hay temor de que haya sabotajes informáticos? ¿De que se filtren preguntas de la prueba horas antes del examen?

El Demre siempre ha hecho esto con extremo control y cuidado. Esta situación está cubierta en los manuales, pero hay una larga experiencia, porque la verdad es que en todas las pruebas pasan cosas, como ruidos molestos y cortes de agua. De hecho, para la primera PSU que me tocó en el Demre (2015), hubo un motín en la cárcel de Coyhaique mientras se estaba dando la prueba, porque los presos también dan el examen. Tenemos experiencias al respecto y obviamente que el Demre se ha preocupado de que no ocurra una filtración de la prueba.

¿En años anteriores ha ocurrido que estudiantes tengan problemas para dar la prueba?

Todos los años hay un porcentaje de estudiantes que no puede dar la prueba por distintos motivos y hay protocolos para todo. Si hay ruidos molestos que impidan dar la prueba, se establece un tiempo para suspender la prueba y el procedimiento para hacerlo, y cómo evitar las copias y fraudes. Esa es nuestra preocupación.

¿Cuál es la máxima cantidad de estudiantes afectados con que se consideraría exitoso el proceso?

No quiero sacar la cuenta en números, porque eso no importa. Si nosotros vamos a Juan Fernández para que 12 estudiantes den la PSU, es porque lo que vale es su derecho, no podemos pedirles que vengan al continente a darla. La garantía que me gustaría darles es que nos vamos a preocupar de que todos y cada uno no sean perjudicados. Cualquier incidente que ocurra en la PSU lo vamos a reparar, y confíen en que lo haremos.

¿Tienen los recursos para eso?

Sí, e invertiremos los recursos que sean necesarios. Eso no puede ser un motivo para abandonar un derecho fundamental.

¿Teme que se hagan comunes los llamados a funa contra pruebas como la PSU y el Simce?

No sé, pero acá falta mucha conversación y discusión. Muchas veces la crítica no es a la prueba, sino a la forma en que se la usa. El problema de la PSU son sus altas consecuencias, porque ordena a los estudiantes en una lista para ingresar a las carreras. Probablemente no la necesitamos por igual en todos los casos, porque solo se necesita ordenar en una lista a las personas cuando hay más postulantes que vacantes, y eso no pasa en todos los casos. Entonces, más que decir que la PSU es mala, se trata de saber usarla para resolver algunos problemas, no todos.

¿Qué medidas se tomaron en materia de inclusividad?

Hemos mejorado mucho las adecuaciones de personas en situación de discapacidad, y esas son las personas para las que más cuesta emparejar la cancha. Esto implicó escoger con pinzas los locales de rendición adecuados para ellos. Entonces, si tenemos problemas en esos locales, su derecho se verá dañado. El año pasado hubo 713 personas en situación de discapacidad inscritas, este año son 1.400.

Entonces, está garantizada la realización de la PSU…

Hay soluciones, para todo y para todos hay una solución. No se preocupen de cuál sea el problema, lo vamos a resolver.

/gap