“En los tiempos difíciles que hemos vivido, las prioridades y los problemas de los chilenos deben ser no solo las prioridades y los compromisos del Gobierno: también tienen que ser las prioridades y los compromisos de la oposición y de toda la sociedad”.

Fue el categórico cierre que dio el Presidente Sebastián Piñera a la presentación de la reforma a Fonasa, instancia que aprovechó para hacer un llamado más general a la unidad de la sociedad y particularmente de las fuerzas políticas. En específico, solicitó a los parlamentarios aprobar los proyectos que el Gobierno impulsa para salir de la crisis.

“Quiero terminar estas palabras pidiéndole a todos los diputados y senadores que, en estos tiempos difíciles, actuemos con mayor unidad, con sentido de urgencia, y pongamos las necesidades y los problemas de todos los chilenos primeros en la fila, y no nos dediquemos a una pelea sin sentido que no llega ni conduce a ninguna parte de unos contra otros”, añadió.

Según el diagnóstico del Mandatario, los tiempos que corren son momentos para “la unidad” y “la grandeza”. “Para mejorar las pensiones, la salud, la educación, crear empleos y proteger el orden público y resguardar la seguridad de todos los chilenos, la unidad de nuestra sociedad y especialmente la unidad de quienes tenemos cargos de responsabilidad es lo que los chilenos nos están pidiendo”, agregó.

“Yo puedo imaginar la indignación que sienten los chilenos cuando ven tantos problemas y ven que los políticos, en lugar de preocuparse de sus problemas, están en una pelea entre ellos que nadie entiende”, enfatizó el Presidente.

Sus palabras van en el mismo sentido de las que emitió el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, este sábado, cuando llamó a “actuar unidos como país y terminar con esta disputa en torno al orden público”.

/psg