Maipú y Pudahuel. Esas son las dos comunas donde más ataques a estaciones de Metro se registraron en la zona occidente de Santiago, entre el 18 y el 19 de octubre de 2019, y en que la fiscalía de dicha jurisdicción está concentrando distintas pesquisas.

Una de estas diligencias -y que podría arrojar antecedentes concretos sobre la identidad de los autores- fue solicitada por el Ministerio Público en noviembre del año pasado, a través de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (Bipe) de la PDI. El fiscal Occidente Luis Pablo Cortés pidió a las compañías de telefonía Entel, Movistar y WOM, informar sobre “las antenas y celdas vinculadas a ellas que mantienen las respectivas compañías telefónicas ubicadas al interior de las siguientes estaciones de Metro: Plaza de Maipú, Santiago Bueras, Del Sol, Las Parcelas y Laguna Sur”.

Así da cuenta una solicitud de autorización judicial que ingresó el ente persecutor ante el 9° Juzgado de Garantía de Santiago. Allí el fiscal manifestó que solo WOM había accedido a la petición, pero que las otras dos compañías no lo hicieron, por ende, pidió al tribunal dictar la orden judicial.

El fiscal relató que, además, “se solicitó que hecho lo anterior (información sobre las antenas en esas estaciones de Metro) se procediera a informar la totalidad de números de telefonía Móvil que se habían conectado a dichas antenas en el periodo que media entre las 18.00 horas del 18 de Octubre y las 00.00 horas del día 28 de Octubre de 2019”. Con esto, se busca determinar qué números de celulares estuvieron en la zona de los atentados y, de ahí, identificar a los dueños.

Sobre las compañías telefónicas, el fiscal Cortés señaló que “de lo reseñado es posible advertir que no existe un criterio uniformado de respuesta ante este tipo de solicitudes ya que, por ejemplo, la empresa WOM entrega los antecedentes solicitados, la compañía Movistar los niega y Entel los entrega de manera parcial”.

Las distintas investigaciones abiertas por los daños al Metro tienen por objetivo posicionar a los autores en los lugares de los atentados. Esto resulta fundamental, pues hubo un lapso de tiempo, entre las 23.00 y las 00.00 del 18 de octubre, en que siete estaciones del tren subterráneo fueron objeto de ataques incendiarios: Trinidad, Elisa Correa, Macul, Gruta Lourdes, Barrancas y Laguna Sur.

Finalmente, el 9° Juzgado de Garantía de Santiago acogió la solicitud de la fiscalía. El 12 de noviembre, el tribunal ordenó a Entel y Movistar entregar la información requerida por el Ministerio Público. Según trascendió, ahora estos antecedentes se encuentran en etapa de análisis por parte de la PDI.

El juez Hugo Torres expuso que la diligencia era necesaria, por “la gravedad de los hechos investigados, sus consecuencias, la dificultad para determinar los responsables de tales hechos, lo que se condice con las técnicas de investigación utilizadas y pesquisas a realizar, las que necesariamente deben ejecutarse con la mayor urgencia”.

/psg