El mercado laboral continúa mostrando señales de deterioro tras el estallido social. A la espera de los datos del INE, la Dirección del Trabajo reportó que los despidos por necesidad de la empresa se dispararon a 101.827 en el mes de diciembre.

Se trata de una violenta alza de 145% en relación al mismo mes de 2018 y está muy por sobre la cantidad de despidos de un mes promedio, que oscilan en torno a los 40.000.

Con estas cifras, los despidos por esta causal suman un total de 176.621 desde el 18 de octubre pasado, día en que se detonó la crisis.

“Por eso resulta tan importante discutir y aprobar lo más pronto posible el proyecto de protección del empleo presentado por el Gobierno hace algunos días. No hay espacio para cálculos políticos en una materia tan relevante y sensible para nuestros trabajadores como lo es la protección de sus puestos de trabajo. Debemos generar los consensos y actuar a la brevedad posible”, dijo el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab.

El mercado laboral se ha visto fuertemente tensionado tras el estallido de la crisis, aunque las cifras oficiales de empleo del Instituto Nacional de Estadísticas aún no lo reflejan.

Ayer el Banco Central informó que el Índice de avisos laborales por Internet experimentó un fuerte retroceso de 18,03% en diciembre pasado, el segundo peor registro de 2019 luego de la caída de 19,64% de noviembre.

Se trata de la tercera caída consecutiva de este indicador. En octubre ya había bajado 7,8%.

/psg