El caso de la filtración de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, al parecer, se tranformará en la primera causa de relevancia judicial del año, y no solo de impacto en el ámbito académico.

Ello, pues, tal como lo anunció ayer el Departamento de Evaluación Medición y Registro Educacional (Demre), el organismo hizo la denuncia de la filtración del examen al Ministerio Público, específicamente en la Fiscalía Oriente.

Según la denuncia, ayer, a las 13.30 de la tarde, el abogado del Demre, José Francisco Lechuga, fue alertado de que en redes sociales se había filtrado la PSU de Historia. Por este motivo, el jurista hizo la denuncia en el Ministerio Público, y la causa recayó en el fiscal Omar Mérida.

Durante las últimas horas, la fiscalía remitió la orden de investigar al OS-9 de Carabineros, departamento investigativo de la policía uniformada, para practicar las primeras diligencias del caso.

Ayer, en tanto, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, señaló que todos los antecedentes serán puestos a disposición del Consejo de Defensa del Estado (CDE) para que ejerza las acciones judiciales correspondientes sobre los responsables de la filtración.

/psg