“Estimado Claudio Orrego, implementar una estrategia que trajo violencia y violaciones a los DD.HH. no es un ‘error’, es una conducta inconstitucional que transgrede nuestra Carta Fundamental y los tratados internacionales, por la cual el intendente debe responder. Saludos”.

Así replicó el jefe de bancada de la Democracia Cristiana, Gabriel Ascencio, al exintendente de la Región Metropolitana Claudio Orrego (DC), luego de que el exministro rechazara la presentación de la acusación constitucional en contra del actual intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara (RN).

“La acusación constitucional no debe ser una constante, sino para casos extremos”, escribió Orrego en su cuenta de Twitter, agregando que “hay otras maneras de ser oposición más allá solo de la acusación. El copamiento fue un error. Gobierno debe mejorar estrategia. Pero no todo error amerita acusación constitucional”.

El libelo -que fue ingresado con firmas desde la DC hasta el Frente Amplio- busca destituir al exalcalde de Lo Barnechea imputándole que habría impedido el cumplimiento de derechos garantizados por la Constitución, luego de que dispusiera un amplio despliegue policial para evitar las manifestaciones no autorizadas en Plaza Italia. En el capítulo único del texto acusatorio se le acusa de haber vulnerado “la libertad de expresión, el derecho de reunión y el principio de legalidad”.

De esta forma, Orrego se sumó a otros democratacristianos que han cuestionado el libelo que coordinó Ascencio y que cuenta con el apoyo, por ahora, de al menos la mitad de la bancada de ese partido. Asimismo, según fuentes de la colectividad, algunos históricos militantes DC, como el exministro Ignacio Walker, han manifestado en privado sus diferencias con la idea de impulsar esta acción.

Incluso, luego del ingreso de la acusación, quedó de manifiesto la división entre la directiva y los diputados democratacristianos. “Tengo mis dudas de si el camino de las acusaciones constitucionales encaminará la solución de los problemas”, sostuvo en ese entonces el timonel DC, Fuad Chahin, quien, en todo caso, agregó que respetará la decisión de sus parlamentarios.

Desde la directiva han manifestado en privado que si bien ellos no van a cuestionar públicamente la decisión de la bancada, no comparten que este sea el momento de impulsar nuevamente una acción de este tipo. De hecho, según legisladores del partido, Chahin ayer se dirigió al Congreso en Valparaíso para, entre otras cosas, “refrendar” las relaciones con su jefe de diputados.

Asimismo, al interior de la bancada habría preocupación por el hecho de que entre las opciones que baraja el intendente para su defensa estén nombres cercanos a la tienda. Esto, debido a que una de las alternativas que tendría el Ejecutivo es Jorge Correa Sutil, militante DC, y Luciano Fouillioux, el abogado del partido y quien ha representado a la colectividad en el caso Frei.