El Banco Mundial reveló este miércoles su informe de Perspectivas Económicas Globales en el que proyecta que el PIB de Chile registre una expansión de 2,5% este año.

La cifra supone un brusco retroceso en relación al pronóstico anterior de junio (3,1%), pero aun así es mucho más optimista que los cálculos de las autoridades económicas locales.

En su último Informe de Política Monetaria (IPoM), el Banco Central espera un crecimiento de entre 0,5% y 1,5% este año, mientras que el Ministerio de Hacienda proyectó una expansión de 1,3%.

/gap