En prisión preventiva quedó Nicolás Ríos Verdugo, la persona que fue detenida por personal de civil de Carabineros en las inmediaciones del cerro Santa Lucía, en Santiago centro, durante la noche del viernes.

Dicha determinación fue dictada luego que fuera formalizado en el Centro de Justicia de Santiago y el tribunal accediera a la petición del a Fiscalía Centro Norte.

De acuerdo al persecutor, el joven cometió el delito de lanzamiento de artefacto incendiario, razón por la que el tribunal decretó 60 días como plazo de investigación.

En ese sentido, el fiscal Cristián Meneses, a cargo de la causa, señaló que un funcionario de Carabineros declaró haberlo visto lanzando una bomba molotov y “lo captó en imágenes de video, exhibidos hoy en el tribunal, con los que se llegó a la convicción de parte del tribunal que efectivamente había participación y existencia del delito”.

Sin embargo, el abogado de la Defensoría Popular, Lorenzo Morales, que representa al joven imputado, adelantó que apelarán a la determinación porque -según dijo- la jueza se negó a ver los registros de la detención en los que se ven los apremios ilegítimos que recibió y que de acuerdo a la defensa evidenciaban la ilegalidad de la detención.

Con todo, el general de Carabineros, Enrique Bassaletti, indicó que la detención de personal de civil es “una operación que está dentro de los márgenes que nos corresponde hacer” y, ante las críticas, precisó que “operan sin uniforme, pero siempre a las personas, cuando se las detiene, se les indica la razón de la detención y se les señalan sus derechos. Se le comunica al fiscal y se traslada a un cuartel policial para que se lleve a cabo el procedimiento”.

/psg