Ayer sábado comenzó la misa de toma de posesión de Celestino Aós como arzobispo de Santiago en la Catedral Metropolitana. La ceremonia fue interrumpida por un grupo de manifestantes que ingresaron al recinto y, en medio de la comunión, uno de ellos arrojó una bolsa con restos de bombas lacrimógenas hacia el altar.

No hubo lesionados por este hecho y el grupo de personas salieron del lugar. La persona que lanzó los restos, fue sacada por Carabineros. La ceremonia, posteriormente, continuó de forma normal.

El rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, se refirió al hecho y afirmó que “vi una persona que derramó unos tarros, parece que eran envases de bombas lacrimógenas que quedaron en el suelo. Es lamentable que las personas no sepan que la libertad que tenemos dentro de la iglesia requiere respeto, requiere un comportamiento básico, decente y ético. Si no lo logran hacer, habrá que sacarlos de la iglesia (Catedral Metropolitana)”.

Otros manifestantes, en tanto, reclamaron por la presencia de Ricardo Ezzati en la toma de posesión de Aós.

A la instancia también se presentaron diversas autoridades, entre ellas, el recién asumido presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva. Además de representantes de las Fuerzas Armadas.

En su discurso, el ahora arzobispo de Santiago se refirió a la situación del país -desde el inicio del estallido social, el pasado 18 de octubre- “la división, la injusticia, la violencia, son contrarias a nuestra condición cristiana. Ningún cristiano puede quedarse de observador, menos aún de censor o de condenador”.

Nombramiento de Aós

Cabe recordar que fueron poco más de nueve meses los que Celestino Aós asumió como administrador apostólico de la arquidiócesis de Santiago. Esto tras la renuncia del cardenal Ricardo Ezzati, investigado por el Ministerio Público por presunto encubrimiento de abuso sexual de menores de parte de miembros de la iglesia.

Sin embargo, la oficialización del monseñor de la orden Capuchina como sucesor de Ezzati no se concretó hasta el pasado 27 de diciembre, cuando se dio a conocer que el Papa Francisco nombró a Aós como arzobispo titular de Santiago.

Luego del anuncio del Pontífice, el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, celebró la designación de Aós. A través de su cuenta de Twitter señaló “que el Señor haga de Monseñor Celestino Aós una imagen viva del Buen Pastor”.

/psg