Desde el pasado 7 de enero que los enfrentamientos entre manifestantes y carabineros no cesan en Pudahuel. Y la del sábado fue la quinta noche consecutiva de incidentes.

Una vez más el centro de los desmanes volvió a ser la 55 Comisaría de la comuna. De acuerdo al reporte policial, un “grupo importante de personas del sector” llegó hasta las dependencias y arrojaron piedras y prendieron fuegos artificiales.

Producto de esto, se dañaron ventanales y el sector de ingreso al retén. La institución informa que “repelió los ataques solo con el carro lanzaagua”.

Y lamentan que un cabo segundo terminó lesionado en un brazo. Aseguran que fue atacado por una turba mientras se desplazaba al interior de un auto policial. Fue trasladado al hospital institucional.

Además, también reportan que aproximadamente 200 individuos se reunieron en las inmediaciones de la Subcomisaría de Peñalolén, donde instalaron barricadas incendiarias sobre la calzada. “Simultáneamente arrojaban piedras y elementos contundentes, además de la realización de algunos disparos con armas de fuego hacia el personal y cuartel policial. Carabineros repelió el ataque dispersados mediante el uso gradual de la fuerza, en este caso sólo a través de disuasivos químicos. No se registraron, detenidos, lesionados ni hubo mayores daños. La situación se normalizó a las 04:45 horas”, añaden.

Y por último, se detuvo a tres sujetos acusados de provocar un incendio en Santiago. El hecho ocurrió en la Avenida Libertador Bernardo O’Higgins N° 3171, “lugar donde se inició un incendio originado por una barricada, lo que provocó daños a cortinas de un local comercial y cables de tendido eléctrico. Posteriormente, testigo del hecho sindicó a tres individuos, hombres adultos, como los que encendieron la barricada que provocó el incendio. Personal de servicio procedió a la detención de estas personas. Bomberos trabajó en el lugar controlando la situación siendo las 02:50 horas”.

/psg