Si Ucrania se une a la OTAN e intenta recuperar Crimea militarmente, los países europeos también se verán arrastrados a una guerra contra Rusia, en la que “no habrá ganadores”, declaró este martes el presidente ruso, Vladímir Putin, tras una reunión con su homólogo francés, Emmanuel Macron.

El mandatario ruso se dirigió a los periodistas para señalar que “por supuesto, el potencial de una organización conjunta como la OTAN y el de Rusia no son comparables”. “Entendemos que Rusia es una de las principales potencias nucleares, e incluso está por delante de muchas en algunos componentes de la modernidad. No habrá ganadores. Se verán arrastrados a este conflicto contra su voluntad”, agregó.

Asimismo, Putin subrayó que no considera que Moscú haya violado la integridad territorial de Ucrania. “Tomaron el poder allí por la fuerza. Tuvimos que proteger a los habitantes de Crimea”, explicó.

/psg