Esta mañana, los partidos de Chile Vamos sostuvieron la primera reunión de coordinación política de 2020, luego de que la UDI definiera en su consejo general del viernes pasado que continuaría participando en la coalición oficialista tras varias semanas de tensiones internas.

A la salida del encuentro, la presidenta del gremialismo, Jacqueline Van Rysselberghe, reconoció que las relaciones entre los partidos del bloque se retomaron con “normalidad” y abordó la prescindencia de los secretarios de Estado en el proceso constituyente. Esto, tras las declaraciones del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, en The Clinic, quien transparentó que respaldaría la opción “apruebo” en el plebiscito por una nueva Constitución.

“Dentro del gobierno hay distintas posiciones, dentro de Chile Vamos hay distintas posiciones y, por lo tanto, nos parece que un gobierno, del que todos somos parte, debiera ser garante y no tomar posición, lo que fue refrendado por el Presidente ayer”, dijo la senadora al ser consultada por este tema.

En esta línea, insistió en que “hay que tratar de evitar el hecho de generar tensiones que creo que no son buenas, pero esto tienen que evitarlo todos, no algunos“, agregó Van Rysselberghe, quien ya ha había manifestado su molestia con las declaraciones del secretario de Estado.

Sobre este tema, Hernán Larraín Matte, presidente de Evópoli, sostuvo que el gobierno “debe ser neutral” ante el plebiscito. Consultado por las declaraciones de Briones, militante de su partido, Larraín llamó a los ministros a estar “fuera de la conversación del proceso constituyente”. “Esto ayuda a que Chile Vamos esté unido y ordenado”, expresó.

/psg