Las nominaciones a la temporada de premios de cine han recibido numerosas críticas por la ausencia de “personas de color” o diversidad racial entre los candidatos, aunque algunos medios de Estados Unidos desataron la polémica por incluir al español Antonio Banderas en esa categoría.

Publicaciones especializadas en Hollywood como Deadline o Vanity Fair, mencionaron a Banderas como uno de los pocos casos de “personas de color” nominadas a los Oscar, tras el anuncio oficial de los candidatos a los premios de la Academia de Hollywood.

Ambos diarios citaron al protagonista de “Dolor y Gloria” (2019) junto a la actriz de origen afroamericano Cynthia Erivo como los únicos intérpretes “de color” que optan a una estatuilla dorada este año, frente a comentarios en las redes sociales que señalan que el actor español es europeo y blanco.

“Solo dos actores de color fueron nominados en las categorías principales de actuación mientras que las mujeres quedaron ausentes en mejor dirección”, escribió Deadline -uno de los medios más consultados en Hollywood- junto a una imagen de Jennifer Lopez, la gran ausente de esta edición.

El tuit, que varias horas después fue eliminado, recibió respuestas que recordaban que “Antonio Banderas es de España, blanco y europeo” o criticaban la confusión que implican las categorizaciones raciales en Estados Unidos, ya que diferencian entre latino/hispánico, caucásico y afroamericano.

Asimismo, Vanity Fair vinculó la nominación de Erivo con la mención a Banderas. “Aunque los españoles no son técnicamente considerados personas de color, cabe señalar que Antonio Banderas fue nominado por su papel principal en el drama en español ‘Dolor y Gloria'”, informó Vanity Fair.

Justamente hace una semana otro medio de comunicación importante de la industria audiovisual, The Hollywood Reporter, señaló que Banderas había sido ignorado por la Academia Británica en los premios Bafta en un artículo sobre su falta de diversidad en el que unió su ausencia a la de Lupita Nyong’o, una actriz afroamericana.

La clasificación racial aplicada por EE.UU. es controvertida para las personas hispanas o latinas, ya que a pesar de que no están diferenciadas como una raza biológica diferente según la ordenación convencional, en el país norteamericano sí cuentan con una categoría apartada de la caucásica en sus registros poblacionales.

Sin embargo, gran parte de las personas españolas o mediterráneas son caucásicas pero de cultura latina, heredera del latín clásico que también incluiría a países europeos como Italia o Francia, además de gran parte del continente americano por procesos históricos diferentes.

/psg