A través de una declaración pública, el consorcio empresarial Quiñenco, parte del grupo Luksic, reconoció haber establecido el contacto entre la empresa Alto Data Analytics, autora del informe de big data que llegó al gobierno, con “autoridades del Estado para su propia consideración y evaluación”.

De acuerdo al escrito, la participación de la empresa se limitó a ese contacto y se justificó “dada la alta capacidad de análisis” que les demostró la española luego de que contrataran sus servicios en julio pasado de manera posterior a la bomba que llegó a una de sus oficinas y que afectó a las dependencias del exministro Rodrigo Hinzpeter.

Según explicaron, los servicios de Alto Data Analytics fueron contratados -junto a otros proveedores europeos y norteamericanos- para el monitoreo de información pública “a fin de velar por la protección de todos nuestros trabajadores”.

Con el estallido social en curso, la empresa propiedad de Andrónico Luksic estimó hacer el contacto entre la consultora y las autoridades, pero aclaran que “ignoramos si el Estado contrató los servicios y tampoco conocemos el informe que el gobierno le habría entregado al Ministerio Público”.

/psg