La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, se reunió esta mañana en una mesa tripartita con representantes de servicios dependientes del Gobierno, de trabajadores y empresarios para analizar la compleja situación del mercado laboral tras el estallido social.

Ello en medio de los reportes oficiales que hablan de más de 170 mil despidos desde el estallido de la crisis, en octubre pasado.

La cita se realizó en el salón de la Superintendencia de Pensiones (SP), hasta donde concurrieron la ministra Zaldívar; los subsecretarios del Trabajo, Fernando Arab; y de Previsión Social, Pedro Pizarro; la presidenta y secretario general de la CUT, e integrantes del Consejo Superior Laboral, Bárbara Figueroa y Nolberto Díaz; el gerente general de la CPC, Fernando Alvear; el presidente, vicepresidente y director de ChileValora, Juan Moreno, Ricardo Mewes y Guillermo Salinas, respectivamente; y el representante de los trabajadores en la Comisión de Usuarios del Seguro de Cesantía, Eric Campos, además del director del Trabajo, Mauricio Peñaloza; el Superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, y el subdirector de Sence, Ricardo Ruiz de Viñaspre.

“Nosotros estamos ocupados de encontrar medidas que permitan enfrentar la situación del empleo. Sabemos que los datos administrativos todavía no reflejan la profundidad de la crisis, por eso marzo y abril son meses que nos inquietan, pero si los enfrentamos de antemano podremos tener una solución distinta”, dijo la autoridad.

En la instancia acordaron reunirse nuevamente a fines de enero, encuentro en que se debatirán en concreto las propuestas de los distintos sectores.

Zaldívar recordó que la mesa también forma parte de las medidas que ha ido tomando el Gobierno desde el anuncio del Plan de Recuperación Económica y Protección del Empleo, que tiene como meta generar 100 mil puestos de trabajo, con el proyecto de ley para la Protección del Empleo y el Fortalecimiento del Seguro de Cesantía y ayer (martes) mismo con el lanzamiento de la RED Empleo Sence.

/psg