Se aprobó en el Senado, en su segundo trámite legislativo, el proyecto de ley que moderniza la reforma tributaria, por lo que la iniciativa fue despachada a su tercer trámite en la Cámara de Diputados.

Asimismo, el titular de la cartera de Hacienda, Ignacio Briones, anunció la afirmativa que le dio la Cámara Alta al proyecto y reafirmó su compromiso con la iniciativa para que prontamente sea promulgada oficialmente.

El proyecto ingresó hace un año y medio al Congreso bajo la tutela del ex ministro de Hacienda Felipe Larraín y originalmente incluía la reintegración y una recaudación de US$500 millones. Hoy sale desde el Senado a su tercer trámite en la Cámara con la crisis en medio de su discusión, sin reintegración, bajo el liderazgo del nuevo titular de la cartera, Ignacio Briones, y con varios acuerdos entre Gobierno y senadores de centroizquierda, y recaudando US$2.200 millones.

Desde la oposición valoraron los acuerdos logrados en el proyecto, sin embargo, afirmaron que este es solo un primer paso y que en los próximos meses se negociará con el Gobierno un plan más ambicioso.

El senador Lagos Weber señaló que «estoy satisfecho con que el gobierno llegó a un entendimiento y rebajó sus pretensiones y tenemos un proyecto más progresivo que el anterior». Sin embargo, reafirmó la insuficiencia los acuerdos alcanzados y se comprometió a «revisar la exención a la ganancia de capital», petición que no se logró concretar en esta jornada.

El senador PPD reiteró que «estamos en un contexto social que permite generar una reforma gradual en el tiempo que aumente el peso de los tributos sobre la economía de Chile», señalando que estamos muy por debajo del promedio de otros países.

El senador socialista, Carlos Montes, valoró la aprobación proyectó indicando que «representa una gran cantidad de recursos adicionales para los gastos que necesitan los cambios que Chile está implementando».

En sintonía con su compañero de coalición, Montes calificó la iniciativa aprobada como «insuficiente» y señalo la necesidad de que a los sectores de mayores ingresos se les cobren impuestos más altos: «La necesidad de que las 140 personas que tienen un patrimonio total de más de US$100 millones, hagan un aporte significativo», señalando entre estos al «propio Presidente Piñera».