Minuto 3 del primer tiempo. Rafinha intenta salir jugando desde el fondo y para eso se la cede a Arturo Vidal. El chileno no logra controlar el balón, se la quita fácilmente Bojan Krkic y es la apertura de la cuenta para el Mainz sobre el Bayern Munich.

Así arrancó un nuevo partido para el olvido del formado en Colo Colo. Luego su equipo empataría, volvería a quedar en desventaja y finalmente conseguiría la igualdad 2-2 definitiva.

El seleccionado nacional se vio ofuscado. Tras su error en el primer gol le costó reactivarse en el compromiso. No tuvo la relevancia de otras ocasiones. Quizás aún le da vueltas todo lo que pasó el pasado martes en la eliminación de la Champions League a manos del Real Madrid.

Expulsado, se le acusó de haber ido a encarar al árbitro al camarín y luego se despachó unas polémicas declaraciones que le pueden costar una sanción muy dura de parte de la UEFA.

Tan intrascendente fue el oriundo de San Joaquín, que a los 64 minutos, y con el marcado adverso por 1-2, el técnico Carlo Ancelotti decidió reemplazarlo.

En su lugar ingresó Xabi Alonso y el rostro de Vidal lo decía todo. Un partido más que querrá olvidar.

Con este empate los bávaros siguen líderes exclusivos de la Bundesliga con 70 unidades, pero desaprovecharon la oportunidad de aumentar su distancia con el Leipzig que tiene 61 y un compromiso pendiente

Ver video:


/gap