El Centro de Estudios Públicos (CEP) entregó los resultados de la Encuesta Nacional de Opinión Pública, la cual está marcada por la crisis social que se desarrolla en Chile a partir del 18 de octubre.

Entre los datos de este estudio, se indica que la aprobación del gobierno cayó hasta un 6%, lo que significa un drástico descenso respecto a la anterior medición (de junio pasado) el cual marcó un 25% de aprobación. A la vez, la desaprobación llegó hasta el 82% independientemente de su posición política.

“Esta es la peor evaluación que ha tenido un presidente desde el retorno a la democracia“, señaló Ricardo González, coordinador del Área de Opinión Pública del CEP.

El sondeo, realizado entre el 28 de noviembre de 2019 y el 6 de enero de 2020, muestra también una fuerte caída en la confianza en las instituciones tras el estallido social.

En detalle, Carabineros se ubica como la institución con mayor caída en la confianza, con un descenso de 20 puntos. Le siguen la Iglesia Católica, con -17 puntos y las Fuerzas Armadas con -16 puntos.

En la misma línea, sobre el ítem “¿cómo evaluaría usted la forma en que actuaron las siguientes personas o instituciones en respuesta a la crisis que comenzó en octubre de 2019?”, el gobierno de Sebastián Piñera se revela como el peor evaluado en la lista de instituciones con un 81% en la opción “mal o muy mal”.

Por contraste, la radio, las redes sociales y la PDI se apuntan como las instituciones en las que más gente confía.

Respecto a la pregunta “Con qué frecuencia cree usted que los carabineros violaron los derechos humanos durante la crisis que comenzó en octubre de 2019″, el 64% de los encuestados indicó que “muy frecuentemente/frecuentemente”, mientras que el 24% señaló “a veces”.

La muestra además revela que un 61% cree que actualmente Chile está “estancado”, un 32% opina que está “progresando” y un 6% que está “en decadencia”.

Sobre la crisis social, los encuestados por CEP señalaron que la razón más importante tras las manifestaciones pacíficas en el país fue “la alta desigualdad de ingresos” (38%), seguido por “las bajas pensiones” (16%) y “el alto costo de la vida” (16%).

En cuanto a la creación de una nueva Constitución, el 67% expresó que la aprueba y un 13% la rechaza. En este mismo ítem, el 56% sostiene que esta nueva Carta Fundamental “probablemente ayude a resolver los problema”.

Informe completo

/psg