Leo Messi se ha sumado la fiesta goleadora del Barça ante Osasuna. Y lo hizo a su manera. Después de intentarlo en varias ocasiones, el capitán del Barça logró anotar el 4-0 en el minuto 74 de partido. Hasta aquel momento había jugado con dos camisetas. La oficiald el Barça y otro que tenía debajo de Newell’s.

 Después de celebrarlo, Mess i lo celebró con sus compañeros e hizo el gesto como siempre de mirar al cielo pior su abuela. De inmediato se acercó a la cámara se quitó la camiseta y mostró la de Newells, donde jugó Diego Armando Maradon a, fallecido esta semana a los 60 años de edad. Un homenaje emotivo que dará la vuelta al mundo. Sus manos abiertas hacia el cielo lo dicen absolutamente todo, por la devoción.
Así fue el golazo de Messi y el homenaje a Maradona en la celebración

l Barça ofreció el mejor homenaje posible a Diego Armanado Maradona: un festival de goles, en un partido con exhibición de fútbol ofensivo. Y uno de esos goles, de Messi. No de falta, pero sí de un chut imponente por la escuadran y tras un gran despliegue de juego colectivo de Leo. Con un gran lunar, eso sí: lesión de Lenglet que deja al Barça casi sin centrales. Braithwaite volvió a salir de titular y respondió a la confianza abriendo el marcador; Griezmann, en su mejor partido como azulgrana, marcó el segundo; y Coutinho y Messi redondearon el 4-0. El tanto de Leo con dedicatoria al gran ‘10’ argentino: se quitó la camiseta del Barça y, debajo, apareció la de Newell’s con el ‘10’, que lució Maradona en una de sus últimas etapas en activo. Momento emotivo para Messi y para quienes estaban en el Camp Nou. Y que le costó la tarjeta amarilla.

Lo peor, como decimos, esa lesión de Lenglet, en una acción fortuita en el centro del campo en que hizo un mal gesto cuando el Barça ya ganaba 3-0. Una lesión que deja al Barça con la perspectiva de jugar los próximos partidos con Araujo, si se recupera a tiempo, y Mingueza, que volvió a rendir a un gran nivel y dejó un mensaje claro: aquí estoy yo.

Primer gol del Barça, obra de Braithwaite

La alineación azulgrana parecía el homenaje particular de Koeman al fútbol ofensivo de Maradona. Podría decirse que el once incluía cinco delanteros, o por lo menos jugadores de corte claramente atacante y creativo. Y es que Pedri se estrenó como medio centro.

En fin, después llegó el homenaje a Maradona. Golazo de Messi tras jugada colectiva, con un chut desde la frontal que se coló por toda la escuadra. Un golazo en homenaje a Maradona.

/