El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, y su par del Trabajo, María José Zaldívar, se refirieron esta mañana a la propuesta dada a conocer ayer por la oposición -de la cual luego se restó la DC- referente a la reforma previsional, en donde plantean, entre otras cosas, que el 6% de cotización adicional, que comenzaría a regir de forma gradual, vaya en su totalidad a un fondo de ahorro colectiva y reparto.

Lo anterior, a diferencia de la indicación del Ejecutivo, desde donde buscan que dicho 6% se divida en dos: la mitad para un fondo colectivo y la otra para ahorro individual. Esto con una gradualidad de 0,5% por años durante 12 años, lo que tendría un costo fiscal de US$1.800 millones en régimen.

“Creo que hay una diferencia demasiado importante respecto a la ambición de que del 6% nada vaya a la cuenta individual”, sostuvo Briones al ser consultado si es que hay posibilidad de alcanzar un acuerdo con la oposición respecto a la materia.

Y agregó que “no hay una sola encuesta, independiente de que la gente tenga críticas al sistema de pensiones chileno, tenga críticas a los montos, que no considere que mayoritariamente los chilenos quieren que el grueso de su esfuerzo adicional, que una parte sustantiva del 6%, vaya a su cuenta personal”.

“¿Hay un espacio entre las personas, según lo que se manifiesta, para solidaridad? Sí, pero no es el 100% de solidaridad y acá uno cuando está en el Gobierno tiene que equilibrar los distintos intereses en juego”, recalcó el jefe de la billetera fiscal.

Por ello, afirmó que “la propuesta que nosotros como Ejecutivo hemos planteado hace eso de buena manera. En cambio, plantear que el 6% completo no vaya destinado a la cuenta individual creo que se aleja de esa demanda de los chilenos”.

En tanto, Zaldívar aseguró que destinar el 6% completo a un fondo colectivo es una mala idea porque si bien esto mejoraría “de forma sustancial” las pensiones de nuestros actuales pensionados, “los trabajadores actuales no van a tener mejoras en los montos de sus pensión, porque ya nos vamos a haber gastado la plata”.

“Somos cada vez menos los trabajadores en nuestro país porque cada vez nacemos menos personas en nuestro país. Por lo tanto, si es que nosotros colaboramos para un fondo que va a financiar a una determinada generación, la que viene después de nosotros es mucho más chiquitita y no hay ninguna manera de que yo pueda mantener esos mismos beneficios en el tiempo si es que no estoy haciendo una capitalización colectiva de esos fondos y no estoy destinando parte de ellos para los que vienen. No me puedo gastar todos los recursos de una sola vez”, expuso.

Dicho eso, la titular del Trabajo se refirió a la decisión de la DC -expresada por el representante del comité de la falange en la comisión de Trabajo, Gabriel Silber- de restarse de la propuesta de la oposición, sumado a los planteamientos paralelos que presentó el Partido Radical respecto al tema de pensiones.

“Ayer recibí dos propuestas distintas de la oposición: una de la mesa técnica en la cual después la DC dijo que no seguía dentro de ella, por lo tanto tenemos un partido que no está dentro de esta propuesta, y además tenemos la propuesta del Partido Radical, que no era parte de la mesa técnica porque nunca los convocaron”, señaló la secretaria de Estado.

Por ello, enfatizó, “no hay una sola postura” al interior del sector opositor al Gobierno, añadiendo que incluso hay diferencias por parte de los partidos que configuran la mesa técnica.

“Dentro de la misma discusión ayer con la mesa técnica, con el Frente Amplio, el PC, el PPD y el PS, algunos de ellos platean ningún peso para capitalización y otros plantean que tiene que haber cuentas nocionales, que son cuentas personales que se capitalizan colectivamente”, dijo.

Y finalizó: “A mí una parte me decía todo a reparto, otra me decía reparto con cuentas nocionales, que es lo mismo que decir una parte a reparto y otra a cuenta individual. Entonces quiere que me expliquen qué es lo que entienden ellos por cuenta nocional (…). Eso no es reparto”.

/psg