El Presidente Sebastián Piñera, junto con los ministros de Hacienda y de Vivienda, Ignacio Briones y Cristián Monckeberg, anunció un plan de inversión para la construcción de viviendas e infraestructura urbana por $366 mil millones (US$ 475 millones). Esta inyección forma parte del plan de Protección del Empleo y Recuperación Económica por US$5.500 millones que fue anunciado en diciembre pasado.

De acuerdo a lo dicho por el mandatario, la inyección de $ 366 mil millones permitirá desarrollar 10 mil viviendas del Programa de Integración Social y Territorial. Además, de estos $100 mil millones serán destinados a programas de pavimentación participativa, que según detalló permitirán renovar 300 kilómetros de calles y pasajes, y mejorar 214 kilómetros de veredas.

En esta misma línea, se incorporarán 5 mil subsidios para el Fondo Solidario de Elección de Vivienda, lo cual, detalló el Presidente “permitirá totalizar la construcción de más de 130 mil viviendas con inversión estatal durante el período 2019-2020”. Ante esto, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, dijo que “el foco es que la inversión que se haga llegue a beneficiarios de carne y hueso, a chilenos y chilenas que lo necesiten, con obras que son de utilidad para su vida cotidiana”.

Por eso, hizo hincapié en que la iniciativa va en la línea con lo que ha anunciado el Presidente que “es precisamente avanzar hacia una mayor inclusión”.